Pequeño manifiesto sobre los mosquitos

  •  
  •  
  •  
  • 45
  •  
  •  
    45
    Shares

A veces también tengo miedo de mi sangre, que late en las arterias como, en el silencio de la noche, un confuso ruido de pasos en habitaciones lejanas…
«Enrique IV», Luigi Pirandello

Pican, pican los mosquitos, pican sin ningún disimulo, algunos pican en la cara y otros pican en el… Cuando se siente el sonido que hacen al volar, como B-52 en el preludio de un bombardeo nocturno, nuestra sangre tirita del puro miedo.

Los mosquitos son máquinas de matar chiquititas.

Confabulan entre ellos en la maraña de sombras, entonces deciden que el lugar indicado para picar son las plantas de los pies.

No pueden ser amedrentados, son seres bestiales que no sienten piedad.

Manejan todas las tácticas de combate aéreo, el giro Himmelnan es su sello característico.

Los mosquitos tienen mal carácter.

Son el producto de un experimento alienígena, diseñado para enloquecer a los humanos.

Los mosquitos son antropófagos.

Hacen tiros satánicos con nuestra sangre.

Los mosquitos son peronistas de Perón.

Son  inmortales, irrespetuosos e inmorales.

Han picado a reyes, mendigos, guerreros, Papas, intelectuales ganadores del Premio Nobel y a conductores de trolebuses… No discriminan.

Con su piquete inoculan un virus del espacio exterior, que se queda hibernando en nuestro hipotálamo; cada tanto despierta de su sueño inquieto y nos hacen tener una sed de náufrago.

Los mosquitos son drugos.

Admiran a Vlad Teppes.

Los mosquitos colonizaran primero el planeta Tierra, luego el Sistema Solar, después la Vía Láctea y por último el Universo.

TAGS: