¿Cómo sería una cuarentena en los 90?

  •  
  •  
  •  
  • 54
  •  
  •  
    54
    Shares

Hoy en día vivimos en un mundo con muchísimas facilidades. En la comodidad de la casa no solamente tenemos la televisión, sino que también dentro de la misma tenemos servicios como Netflix, Hulu, Amazon prime, HBO Go, Crunchy Roll para ver anime y varias plataformas para tu entretenimiento. No nos olvidemos de YouTube y las redes sociales, tenemos todo al alcance de nuestras manos, ¿te imaginas en los 90 con esta cuarentena?

No podríamos alquilar VHS porque los videos clubs estarían cerrados, el internet según la época sería un infierno, estaríamos horas escuchando ese ruido espantoso de la conexión. Todos los teléfonos fijos estarían saturados, ni los millonarios con celular podrían llamar a alguno de sus 32 contactos agendados.

Podríamos boludear en el ICQ o mi pollo.com, ver los findes Videla Música show o Conociendo como programas locales, Jugate Conmigo o Amigovios como cuestiones porteñas y alguno que otro programa pedorro de canal de aire. Sería un embole total.

Por otro lado hoy en día tenemos los servicios de comida por aplicación como Pedidos ya, Glovo etc, ni te moves de casa, ves por GPS por donde va el repartidor, un golazo. En los 90 estaríamos cagados, se colapsaría de llamados los teléfonos, directamente no atenderían, ni si quiera sabrías cuándo llegaría, quien te lo va a traer ni en qué estado, tampoco sabríamos si laburan o no a puertas cerradas, sería un azar.

«La jefa» le ha cedido las riendas del bardo a Alberto, quién puede brillar y eternizarse en la memoria o pasar sin penas ni glorias y hundirnos en malas decisiones. En los 90 el Turco Menem no habría tenido dudas en salir y tirar medidas y decretos estrafalarios. Habría cuarentena solo para la clase media y baja, pero la alta gozaría de todo tipos de encuentros, créditos, negociados, compra de PyMes, acciones, bonos, etc. Estaríamos invirtiendo en una cohete con capacidad para 50 millones de argentinos para ir a otro planeta, a otra galaxia, donde viviríamos sólo argentinos gobernados por el rey Carlos Saúl.

Al no tener acceso a Spotify, habríamos escuchado millones de veces nuestros cassetes y escasos CD’s. Estaríamos pendientes de la radio, rogando que no le metan propaganda al medio, para poder darle «play» y «rec» al casette encintado en los agujeritos del borde y así poder grabar aquellas canciones que amamos.

En lo que son los videojuegos hoy en día tenemos emuladores por todos lados, en la PC, en el celular, Tablet , Retropi para la TV, podemos jugar libremente juegos de ps1, family, súper Nintendo , Sega y varias plataformas más, todo fácil todo rápido, todo al alcance de nuestras manos teniendo un buen internet, en lo que son las consolas de última generación si no tenes la cajita podes comprar y descargarlo online. Podes jugar el último título del mercado, totalmente digital sin tener que ir a un local a comprar. ¿Te imaginas en los 90 como sería teniendo uno o dos cartuchos sin poder ir a la casa de tu amigo a intercambiar el juego, no poder ir al centro y comprar uno porque estaría cerrado? ¡Tendrías que jugar el Sonic o el Mario una y otra y otra vez!

No nos podríamos autosatisfacer con los videos de WhatsApp ni con las páginas como pornhube o xvideos, sino que le daríamos rosca a las revistitas de Avon, las Playboy cotizarían en bolsa, esperaríamos que se hagan las 2 de la matina para verla a Emmanuelle en el FilmZone o rogaríamos por una peli subida de tono en Space o Isat.

A favor podemos decir que en los 90 tendrías mucha mejor calidad en animación que hoy en día, los Thundercats, Tortugas ninja, Halcones galácticos, entre otros, si bien es un pro, la verdad es que hoy en día los podes ver en alguna plataforma virtual.

En lo que es el paso de información y la parte social hoy en día tenemos Instagram, Facebook y varias plataformas donde desde un periodista, médico hasta un famoso nos pueden dar buenos consejos de cómo cuidarnos y qué medidas de higiene en este caso tomar, en el pasado solo tenías en él boca en boca, la radio y la televisión. No podríamos juntarnos en la Independencia, la Peatonal, El Rancho o la Caracol como para sociabilizar con personas, sería enfermante.

Vivimos en una época donde tenemos muchas facilidades y herramientas que antes no teníamos, podemos estar tranquilos en casa y divertirnos, hay celulares con cámara, no tenes que ir a revelar nada al centro fotográfico, podes escribir en casa, mirarte la saga que quieras de lo que sea que esté online, hacer arte de alguna manera desde tu hogar, solo tenes que usar la creatividad. En los 90 todo habría sido más complejo.