4 juegos para pasar un inminente corte de luz

Mendoza se moderniza cada vez más. Metrotranvías intergalácticos que surcan la inmensa provincia, novedosas pantallas publicitarias led que nos hipnotizan, impactantes semáforos inteligentes que saben hasta la raíz cuadrada de 4. En fin.

Pero hay cosas que nunca van a cambiar, y esas son lograr cubrir las primeras necesidades de los habitantes.

A pesar del aumento anunciado a la tarifa eléctrica, Mendoza sufre constantemente cortes de electricidad. Y es que esos malvados ladrones de energía logran evadir los puestos de seguridad de las centrales eléctricas y se llevan camionadas de voltios, watts y jigowatts.

Pero entonces… ¿Qué hacer? Es simple, hay que tomárselo con soda (y rápido así aprovechamos que está fresquita antes que la heladera pierda la temperatura).

A continuación les presento algunas actividades lúdicas para compartir en familia o con amigos; y si tu familia también son tus amigos, estás en la gloria.

1. ¿Y dónde está  Vandenbroele?
Muy divertido juego en donde uno de los familiares hará las veces de Vandenbroele, y todos, a través de preguntas entre los participantes, deberán descubrir quién es y donde se esconde. Las fichas son monedas de $1 y cualquier billete mal impreso hace las veces de comodín. Si te topás con una ex esposa buchona perdés un turno.

2. Raquel Blas Giunta
El juego consiste en que uno de la familia debe interpretar a Raquel Blas y otro a un político de turno (a gusto y piacere), entonces quien haga de la primera persona debe defenderse de supuestos denuncias sobre amenazas. El integrante de la familia que haga del político debe insistir impetuosamente sobre  tales hechos hasta que se arme una gresca de discusiones y manotazos. El resto de la familia solo debe gritar “Huevo huevo huevo, Giunta Giunta Giunta”.

3. Un voto para…
Acá cada integrante de la familia tiene que elegir ser rey o reina de un distrito diferente mientras que el más entrado en edad será quien designe los votos. Cada persona, por turno, deberá hablar pestes y armar puterío respecto a los demás candidatos, usando por ejemplo frases como “Vos no vivís en tu distrito” o “Ya te presentaste para reina de la capital, que hacés acá, andá a lavar los platos”, o “Como se nota la falta de candidatas en tu departamento”. El régimen de votación se evalúa de acuerdo a la cantidad de argumentos sin sentido que se larguen entre sí.

4. Yo soy tu Salada
En este juego uno va a personificar a “La Salada” y el resto serán comerciantes locales de tiendas medias. El objetivo del juego es discutir hasta que el ambiente se torne muy áspero. Pierde quien se quede sin argumentos reales sobre el precio de los guardapolvos.

Seguramente luego de entretenerse y divertirse con estos estupendos juegos, el corte de luz pasará a segundo plano ya que todos en la casa terminarán discutiendo y agrediéndose verbalmente (en el mejor de los casos).

También podes leer:
Las 3 conspiraciones más fuertes que envuelven a Mendoza

El año pasado escribíamos:
Eterno atardecer: “Todos buscan, algunos encuentran.”

ETIQUETAS: