600 notas del Doctor Bomur para El Mendolotudo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Esta semana me di cuenta de que llegue a la nota número 600… 600 post subidos a nuestro adorado pasquín. Cada una de mis notas debe tener un promedio de 3 páginas de Word convencional, esto es tamaño A4. Si estimamos que cada página tamaño A4 son dos páginas de un libro de bolsillo, estamos hablando de un cuantioso libraco de 1.800 páginas… no sé si existen en el mundo muchos pelotudos que publiquen un libro así de grande con tantas barbaridades… ahí ya me puedo anotar en un Guinness.

Sería aburrido ponerme a hablarles sobre las notas más significativas o las que más me gustaron, las conocidas las conocen varios y las malas pasan desapercibidas como cualquier otra. Pero en todos esos textos hemos abordado cientos de temáticas. He escrito humor, política, crítica social, terror, ciencia ficción, porno, humor gráfico, bizarreadas, cuentos cortos, cuentos largos, cuentos tristes, anécdotas de mi vida, anécdotas de la vida de mis amigos y conocidos, vivencias personales, broncas, rabietas, libros de quejas, filosofadas y varios disparates más que fluyen de mi enmarañada cabeza de aprendiz.

Amo hacer esto, es lo que más me gusta en la vida, escribir. Ser leído, comentado, compartido, ¡hasta plagiado! Adoro pensar que a más de uno le robo una risa, una reflexión, que a varios los he hecho cagar de miedo, pensar o reconocerse, que muchos comparten calenturas y enojos conmigo, que a otros tanto les pasa lo mismo que a mí. Amo ver esos comentarios histriónicos de risas explosivas en el teclado, esos que no alcanzan las jotas, las a y las ka para expresar la risa, esos otros que me putean porque no van a poder dormir de noche o aquellos que enternecen el alma. Saber que hay notas mías que han sido leídas en radios de Buenos Aires, hechas monólogos, compartidas por mucha gente o ustilizadas como disparadores en discusiones de charlatanes de café me llena de orgullo. Me relamo como un asqueroso gato meloso con los comentarios exagerados sobre mis notas, con los adjetivos que me ponen, me divierto muchísimo con mis “enemigos virtuales”, haciéndolos rabiar y estallar en letras. Los pocos que me conocen saben que soy más común que corriente, pero Bomur… Bomur es Bomur.

Creo que saber escribir es un don, pero que cualquiera lo puede tener, adquirir, pulir y cultivar, por eso insto a todos mis amigos y conocidos a “probarse” en este hermoso arte de transformar en palabras las ideas. Muchas veces me desbordan ataques de creatividad y me imagino notas hechas por mis compas del mendo, así que les paso ideas, alternativas, guías y día a día me sorprenden. Es impresionante ver como escritores amateurs que no pueden hilvanar dos palabras, con el paso del tiempo, la lectura, las pilas cargadas y mucha onda van poco a poco tallando ese diamante que todos tenemos, para terminar creando textos fabulosos. Incluso me pasa muy a menudo el hecho de leer algo escrito acá y pensar… “esto es demasiado para nosotros, debería estar en un lugar mejor” y luego caigo en la realidad de que no, de que este es el mejor lugar, porque es el nuestro.

Y este amor por transmitir, por contar, por escribir, el que tenemos cada uno de los que hacemos este pasquín, es lo que nos une, potencia y empuja a seguir. No tengo la explicación teórica, se me hace difícil expresarlo con palabras, pero hay algo, un “no sé qué”, hay un nexo intangible entre los lectores y los escritores del Mendolotudo, que transmiten ese amor, esa pasión, esa crudeza pura y sin límites que tenemos al momento de escribir. La gente percibe en nosotros textos genuinos, cosas que posta nos pasan, puntos de vista reales, sin intermediarios, sin límites, sin bajada de línea, por eso nos siguen, por eso nos acompañan y por eso nos hacen el aguante en cuanta locura escribamos. Y “eso” que no puedo explicar, queridos amigos, es el gran secreto de El Mendolotudo.

¡Salud por el Mendo, salud por el maravilloso arte de las letras, gracias por hacerme sentir querido e importante al leerme y vamos por 600 mil notas más!

PD: las fotos no tienen nada que ver con la nota, son cosas que me re gustan.

ETIQUETAS: