Calendario

La Tierra termina de dar otra vuelta alrededor del Sol. Muchos consideran que es un tiempo de balance. Este año 2012 que comienza para la civilización occidental, la que hoy domina la cultura planetaria, no es el único. Dependiendo de quien lo mire, puede tener diferentes números y significados.

La necesidad de medir el tiempo es tan antigua como el hombre. Cuando éramos cazadores el tiempo se medía simplemente por la migración de los animales que formaban nuestra dieta. Además de esto, era evidente que los frutos que podíamos comer no se daban en ciertas épocas del año. Era necesario entonces saber cuando recolectar y cuando guardar para el invierno. Los primeros calendarios fueron lunares, ya que las fases de nuestro satélite son una forma bastante evidente de notar el paso del tiempo. Por supuesto, la salida y puesta del sol también formaban parte de las medidas. Tenemos así los primeros intentos de dividir el tiempo en meses y días.

Más tarde pasamos a ser agricultores y medir el tiempo de forma precisa se volvió una cuestión de supervivencia. Varios pueblos se convirtieron en grandes conocedores de la astronomía y desarrollaron calendarios cada vez más precisos. La posición de las estrellas en el cielo, las ya mencionadas fases de las Luna que se repiten cada 28 días e incluso las sombras de objetos fueron utilizadas para para dividir el tiempo en horas, días, meses y años. Muchos de los monumentos de las grandes civilizaciones de la antigüedad fueron diseñados como enormes relojes y calendarios. Llegaron incluso a utilizarse para predecir eclipses y otros fenómenos naturales, lo que servía para demostrar la divinidad de los gobernantes. Recordemos, por ejemplo, que los faraones egipcios “ordenaban” al río Nilo que creciera, inundando vastas zonas que serían fértiles una vez que las aguas se retiraran.

Todavía se discute cual es el origen de la división del día en 24 horas, formadas a su vez por 60 minutos. Este sistema es bien diferente al decimal utilizado para contar. Se supone que se trata de una costumbre heredada desde tiempos remotos, donde se utilizaban las falanges de los dedos para contar. Excluyendo el dedo pulgar, que quizás se utilizara para ir marcando la cuenta, tenemos 12 falanges en cada mano. Los invito a hacer la prueba de contar las falanges de la mano izquierda con el pulgar de la misma mano. Notarán seguramente que es algo casi natural.

La posibilidad de medir segundos fue muy posterior, ya que la trigonometría no se inicia hasta el año140 a. de C. con Hiparco. Recién en el siglo XI se construye en China un reloj astronómico con un error de 100 segundos por día. De todas maneras debemos esperar hasta 1656 cuando Huygens inventa el reloj de péndulo en el que se marca el segundo.

Nuestro calendario actual tiene su origen en el calendario romano primitivo. Tenía 10 meses con 304 días en un año que comenzaba en Marzo. Era muy diferente al tiempo real en que la Tierragira alrededor del Sol (365,24219 días), por lo que las estaciones no se repetían en la misma época del año como en la actualidad. El nombre de los meses era Martius, Aprilis, Maius, Iunius, Quintilis, Sextilis, September, October, November, December, Ianuarius y Februarius. Como se habrán dado cuenta, coinciden con nuestros meses actuales salvo por dos de ellos. Quintilis fue luego llamado Julio, en honor al emperador Julio César. El nombre de Sextilis se cambió a Agosto en honor al emperador Augusto.

Fue precisamente Julio César quien puso en vigencia el calendario Juliano, con un año de 365 días y ¼  (6 horas). La duración de los meses es desigual. Ambos emperadores mencionados agregaron un día a sus meses, para que tuvieran 31. Estos dos días se le quitaron a Febrero, razón por la cual es el mes mas corto del año. El cuarto de día sobrante cada año se tiene en cuenta definiendo un año bisiesto (de 366 días) cada cuatro años. Es evidente que un año bisiesto no trae mejor ni peor suerte que uno común. Se trata simplemente de ajustarse al tiempo de traslación dela Tierra.

Este calendario tiene un error de un día cada 128 años, lo cual hizo que la fecha dela Pascuacomenzara a caer cada vez más lejos del comienzo de la primavera en el hemisferio norte. Fue por esto que el Papa Gregorio XIII nombró una comisión para revisarlo. Se creó entonces el calendario que utilizamos hoy en día, llamado gregoriano en honor al Papa.

Algunas notas curiosas:

  • En Inglaterra se adoptó el calendario gregoriano en 1752. Ese año, para ajustar el tiempo a ambos calendarios, el día siguiente al miércoles 2 de septiembre fue el jueves 14 de septiembre. Hubo violentas protestas populares reclamando por los 12 días que les habían “robado”.
  • Suele decirse que Shakespeare y Cervantes fallecieron el mismo día, el martes 23 de abril de 1616. El problema es que en España se utilizaba el calendario gregoriano y en Inglaterra aún no. Por lo tanto las muertes no ocurrieron el mismo día, sino que si se utilizara el mismo calendario la muerte de Shakespeare sería el 3 de mayo de ese año.
  • La Revolución Bolchevique, que puso fin al zarismo en Rusia y sentó las bases de lo que seríala Unión Soviética, se conoce como “Revolución de Octubre”, ya que tuvo lugar entre el 24 y 25 de octubre de 1917. En Rusia se utilizaba el calendario juliano. De haber utilizado el gregoriano, se la conocería como “Revolución de Noviembre”.

Para mencionar otros calendarios importantes de nuestra época actual, el 17 de septiembre de 2012 comenzará el año 5773 para la comunidad judía, en noviembre comenzará el año 1434 para los musulmanes y el 23 de enero comenzará el año 4710 para los chinos.

¡Feliz 2012 para todos!

También podes leer:
Lo esencial es invisible a los ojos 

El año pasado escribíamos:
El antes y después de las cirugías de Gabi Canci