Borrachísima y perdida en los Estados Unidos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Saliendo de las rutinarias notas que suele enviarnos Conchis, le dijimos: «Mirá chiquita, hacé algo así llegamos a las 100.000 visitas antes de marzo». Así que la susodicha cambió la redacción, logrando una vez más, la genialidad a la que nos tiene acostumbrados.

—-

Conchita acaba de llegar a casita, son las 1:43 minutos. Adivinaron? SI A.m. Triste porque estoy media borracha de tomar cerveza dulce y escuchar una banda totalmente sin futuro. Los pibes suenas e-pe-ta-cu-lar en myspace.com, pero APESTAN en vivo.  Para todos aquellos lectores con menos de 10 años, mamita miente cuando te dice que Sos lo mas precioso Y talentoso del planeta.

Había una vez una chica mendocina que cansada de bla bla bla bla … termino viviendo en USA con amigas Europeas y completamente adictas al alcohol y quien sabe a que más. JURO que nunca había visto a una mina tomar TANTO y eso que tengo noches de Barloa y Cacano! Alemana del orto, se tomo como 20 litros de cerveza y solo se reía, evacuó sus líquidos perfecto y sin apuro y saben que es lo peor? Que coordinaba la muy forra. Movimientos intactos.

En fin. Viernes a la noche salimos al pueblo a tomar una birra a un barsucho y a escuchar una banda M_U_Y under. Llegamos y eran todos tipo los hippies de moda. Las muchachas todas producidamente despeinadas y vestidas muy apropocitamente descuajeringado (palabra vieja si las hay).  Pasamos y como de costumbre en este país CARETA nos pidieron algo que diga que somos mayores de 18, pero la de la entrada había cursado unas tres veces matemáticas porque saco el celular para sacar la cuenta de quien era mayor y quien no. Terminado su ataque de pensamiento a las viejitas nos puso una pulserita para poder emborracharnos.

Emmm, había gente, pero eran las diez de la noche entonces se supone que tiene que estar vacío porque es temprano. Acá como todo es al verre, no era así estaba vacío porque es TARDE para salir. Ah chupamenmela vos, el horario y las leyes soretes.

Buscamos una mesita bien en lo oscurito para que las no calificadas legalmente pudieran beber bebibas bebedoras. Y así fue. Me paré con Francia al frente y fuimos a la barra. Casi me desmayo cuando vi al pequeño saltamontes que atendía. Yo y vos. Era todo lo que imaginaba, hasta que le dije muy grotescamente “dame lo que más te guste” , acto seguido me di cuenta que fui BASTANTE pelotuda y sonreí al mejor estilo “yo la arreglo“. Me la dio … la cerveza mal pensados. R i q u i s i m a ! Nunca pero nunca en mi vida tome algo tan rico. Estaba no fría pero tampoco caldito, dulce y HAY ! No no no. Quiero volver ahí y tomar lo mismo. Lo mas bajo es que no me puedo acordar el nombre. Tendré que tomar todas hasta encontrarla? Tendré que convertirme en un borracho de plaza? Tantas preguntas para un ser humano.

Volviendo al tema. Nos sentamos, bebimos. Me cansé de ir a buscar cerveza asíque me las ingenié para darle la pulserita a la Alemana y ahí la perdimos. Se fue a la barra, jugó juegos borrachos americanos con un par de hippies caretas y después volvió feliz, pero no ebria, ni mucho menos quebrada.  Eso si, vos que Sos el guacho pistola del barrio, que Sos el primero que se sube al diez en la calle Rioja y el ultimo que le da el asiento a la señorita con ocho meses de embarazo, no te recomiendo que te topes con esta chica. Vas a pasar vergüenza, MUCHA te lo prometo.

Empezó la banda y yo me quise cortar las dos, SI LAS DOS tetas en juliana. O hacerme una mamografía que para el caso es lo mismo. Dolor sentía al escucharlos. El cantante era una especie del gigante de Harry Potter con mezcla a plomero. Mátenlo para que no sufra!! Claro que toda banda híper bizarra tiene que tener a la china tocando algún instrumento. Otra que mas que matarla, torturarla primero. En fin. Como al segundo tema comprendí el dicho “sino puedes contra ellos úneteles”. Me paré con mi vasito de birra a bailar descortinadamente y claro que si señoras y señores. Borracha.

Colorín colorado, la banda dejó de torturarme y yo volví a mi sillita. Charlamos otro raitto más cuando un muchachito de no más de 20 años se sentó misteriosamente en MI mesa. Buena onda igual en ese momento experimenté un sentimiento de añoranza horroroso. Quería estar en mi casa cambiandome para ir a bailar o esperando gente para ir a hacer ese algo que nadie sabe que es hasta que lo está haciendo.

Terminada la charla púber, dejé a las chicas en casa. Y tomé otro camino. No se en que zorra pensaba. Ahora que reveo la situación, cuando me emborracho fuera de mi país me funcionan la mitad menos una neurona. Algunas personas funcionamos en modo Panamericana-Corredor del Oeste y ya fue!. Doblé para otro lado y me encontré en el medio de la nada. Sola. Llorando porque me paranoiquié y dije “ ahora voy a tener que pasar la noche en mi auto y ENCIMA si viene taison y me viola no me va a reconocer nadie”. Forros todos los que planifican las calles de este país. Mendoza es cuadrada por donde la mires, calles paralelas y perpendiculares, no  hay manera de perderse y lamentablemente nosotros estamos genéticamente diseñados para soportar ráfagas de viento zonda, ser la primera tanda de madrugadores y para dar la vuelta a la manzana en caso de perdida temporal de la memoria. Snif snif hice puente entre los dos hemisferios y no se como concha llegué hasta una calle que me pareció conocida y a casa.

Fuera de joda. Sigo con taquicardia. Por obra y arte de mi culo mágico sigo teniendo esa suerte divina que me guía en las peores situaciones. Háganme acordar que la próxima doble a la izquierda y NO a la derecha.

ETIQUETAS: