¿Cuál es el mejor cine de Mendoza?

Afortunadamente, en Mendoza contamos con cada vez más salas de cine para disfrutar de nuestras películas favoritas. Como no siempre cantidad es calidad, vamos a hacer un análisis de la oferta actual para que puedas elegir con criterio dónde ir la próxima vez.

Tradicionalmente, las salas de cine se encontraban en el microcentro mendocino. Era común ver largas colas de gente por la calle Lavalle o Buenos Aires, esperando por sacar sus entradas. De a poco, nuestras tradicionales salas fueron cerrando y algunas llegaron a convertirse en playas de estacionamiento debido a la aparición de las grandes cadenas de cine.

En la actualidad es muy difícil para las pequeñas salas competir con estas grandes empresas, por lo que son muy pocas las que han sobrevivido. A continuación, haremos un repaso de las salas y cadenas de cine presentes en Mendoza.

Village Cines (Mendoza Plaza Shopping)

Fue la primer empresa multisala en irrumpir en el mercado mendocino. Niños y adultos quedaron anonadados frente al arribo de una cadena que ofrecía 10 salas de cine en el mismo espacio. Esta situación revolucionó, sin dudas, al mendocino promedio. La posibilidad de elegir entre varias películas y en diferentes horarios abrió un abanico de posibilidades impensado hasta el momento.

Sin embargo, los años pasaron, nuevos complejos abrieron y el Village del Mendoza Plaza Shopping se mantuvo estático. Si bien incorporó la tecnología 3-D, no hubo mejoras considerables en lo que respecta a comodidad en las salas. Sin ir más lejos, en mi opinión cuenta con las butacas más incomodas de los complejos multisala. La calidad de imagen no es la mejor, aunque la acústica es muy buena al igual que la calidad del sonido. No obstante, han implementado el novedoso sistema de compra de entradas mediante terminales autogestión. Esto representa un avance notable en lo que respecta a tiempos de espera y atención.

En cuanto a promociones o beneficios, de a poco han ido disminuyendo la cantidad de posibilidades que brindaban a sus clientes. Años atrás ofrecían promociones con distintas compañías, empresas de servicios, etc. Hoy en día, son muy pocas las alternativas que presentan para que sus clientes puedan ahorrar dinero.

Cinemark 10 (Palmares Open Mall)

Fue el primer competidor que se le presentó a Village Cines, ofreciendo la misma cantidad de salas (10) en su complejo. Su inauguración significó una revolución muy grande, sobre todo para quienes viven en los departamentos de Godoy Cruz o Luján de Cuyo. Ya no debían ir tan lejos para poder ir al cine.

A medida que pasó el tiempo, Cinemark fue evolucionando para mejorar su oferta y servicios presentes en el complejo. Hoy cuenta con butacas reclinables, muy confortables, y si bien las salas son pequeñas, permiten que sus clientes no tengan que ver la película incómodamente.

En lo que respecta al sonido y a la calidad de imagen, hay que admitir que es de muy buen nivel. Además, ofrece la posibilidad de utilizar una serie de beneficios y promociones más que interesante, mediante empresas de teléfono, televisión digital, etc. Dentro de estas alternativas, encontramos el beneficio de 2×1 con la tarjeta Ciudad Universitaria.

Uno de los aspectos negativos de Cinemark es el servicio de venta de entradas. Si bien en días de semana y durante el día no hay mayor problema, el inconveniente surge llegada la noche y en los fines de semana. Es muy común encontrar decenas de personas esperando por obtener su entrada y más de uno ha tenido que suspender su visita al cine por el tiempo de espera existente para sacar el ticket.

Cinemacenter (La Barraca Mall)

El complejo presente en el coqueto “La Barraca Mall” nos brinda una nueva alternativa a las empresas multisala presentes en Mendoza. Si bien es evidente que el complejo aún se encuentra en una etapa inicial de su proyección, ya se ha ganado un lugar dentro de los corazones de los cinéfilos mendocinos.

Cuando inauguró aún le faltaban detalles de terminación a las salas y no contaba con todas las prestaciones. Al día de hoy, se han ido puliendo estos detalles para ofrecer una mejor calidad del servicio.

En mi opinión, ofrece las mejores butacas de Mendoza, dato que no es menor a la hora de evaluar la experiencia general. La calidad de la imagen es buena aunque la calidad del sonido deja que desear. En ocasiones, es posible escuchar lo que se transmite en la sala contigua.

En lo que respecta a promociones y descuentos, ofrece una amplia gama de posibilidades, convirtiéndola en una de las mayores virtudes de este complejo. Sin embargo, cuenta con menos salas que los otros complejos, aunque estas son bastante amplias y de gran capacidad. Además, hasta el día de la fecha, la oferta no es muy amplia. Es decir, ofrecen pocas funciones y alternativas de películas en su cartelera.

Un dato a favor de este complejo: es el único que recibe 2×1 en funciones 3-D con la tarjeta Ciudad Universitaria (Lunes y Martes).

Village Gold Class (Arena Maipú)

En el complejo Village Cines presente en el Arena Maipú, podemos encontrar una alternativa interesante e innovadora. Si bien el recinto cuenta con salas tradicionales y  tecnología 3-D, existen dos salas denominadas “Gold Class”. En estas salas podemos encontrar sillones de cuero reclinables y servicio de camarero. Sin dudas es una alternativa distinta, ideal para realizar en pareja. Siempre lo VIP o Gold cuesta considerablemente más dinero y este caso no es la excepción.

En este artículo hemos hecho un análisis de los complejos multisala. Sin embargo, no son las únicas alternativas a la hora de disfrutar una película. Saliendo un poco de la oferta “pochoclera”, podemos encontrar ciclos de cine independiente o alternativo en otras salas presentes en el Gran Mendoza.

Una de las salas tradicionales que ha sobrevivido al tiempo y la hegemonía de las grandes empresas es la presente en el Cine Universidad. Allí podemos encontrar una oferta interesante de películas alternativas, ciclos temáticos, reestrenos, etc. a un precio económico y accesible.

El Microcine Municipal es otra de las alternativas presentes en la Ciudad de Mendoza. Allí suelen proyectarse grandes clásicos del cine nacional e internacional. A su vez, suelen realizarse ciclos y eventos temáticos que convocan una cantidad importante de público.

¿Cómo olvidarnos del gran Autocine El Cerro del Challao? Sin dudas es una de las alternativas más recomendables para el verano. Cuando el tiempo acompaña, es común ver a familias enteras disfrutar de sus múltiples funciones durante los fines de semana. ¿Y por qué no considerarla como una alternativa para salir en pareja?

Hay algo muy importante que debemos tener en cuenta para la próxima vez que vayamos al cine: de acuerdo a las leyes 25156 y 24240, artículos 16 y 42 de la Constitución, si en el cine permiten comida, el espectador puede llevar la propia, sin estar obligado a comprarla ahí. No se dejen engañar, no hace falta que escondan la comida en la mochila del caballero o la cartera de la dama.

Esperemos que en los próximos años contemos con aún más alternativas para disfrutar del séptimo arte en Mendoza. Sin dudas, los mayores aficionados de la industria del cine estamos impacientes por la llegada de la tecnología IMAX. Por lo pronto, te pregunto: ¿a qué cine vas a ir la próxima vez y por qué?

ETIQUETAS: