Daniel Pila vs Relajado Olguín o merqueros vs fumanchas

Por esas cosas de la suerte, nos encontrábamos en el momento justo en el lugar indicado, para presenciar una de las reuniones cumbre entre dos próceres mendocinos: Daniel Pila y Relajado Olguín,  quienes cual Emilio Civit y Arístides Villanueva se encontraban en una mordaz discusión sobre sus secretitos para relajarse y envalentonarse respectivamente. Vamos con el uno por uno de los “palitos” que se tiraron el yerbero contra el harinero…

Me pedí otro manchado al mismo tiempo que al Pila le llegaba su tercer whisky importado de edad suficiente para votar, y el Relajado iba por su segunda “Palermo”  ya mas copeteados empezaron a tirarse con munición gruesa.

Daniel Pila y su apología a la blanca y el estilo

Relajado Olguín y su defensa motosa en plena marivuelta

Dani: che Relajado ustedes los fumanchines son todos manyines, mientras nosotros nos identificamos con empresarios exitosos, modelos y jugadores de fútbol, ustedes se identifican con guerrilleros de mala muerte, músicos mediocres, hippies sucios y pibes de barrio; eso no garpa papá… Vos te tenés que venir para nuestro lado, vas a conocer la otra cara de la sociedad, nosotros nos preparamos la línea con la American Express Black y nos la mandamos con un billete de cien dólares, mientras que ustedes se zarpan el churrex chupeteando un pelpa que carancharon del cajón de las medias de la cómoda y sacan la yerba de una bolsa del Atomo…

Relajado: si Dani, todo bien pero cuando ustedes se pasan de mambo terminan cortándose las venas como le pasó al Colorado De Narvaez o a Calamaro que si no se abrían un vaso para aliviar la presión iban a reventar como piñatas… En cambio nosotros en el peor de los casos nos podemos llegar a poner aun mas jeropas de lo que ya somos y quedarnos durmiendo y flasheando dos días seguidos…

Dani: escuchame fumanchero la referencia de rock que más se emparenta con ustedes son los Dread Mar I, Los Cafres y toda esa porquería que imita a Marley en sus malas épocas… Si vos te fijas son 3 acordes pedorros y de ahí le cambian la letra y sacan 5 discos… Ahhh y no nos olvidemos de Las Pastillas del Abuelo, con su “Armate uno Hernán” esos son sus referentes, sus senseis… En cambio nosotros tenemos dedicado uno de los mejores éxitos musicales de la historia del Rock Nacional como es Heroína, o Cocaine de Eric Clapton… Y al final de cuentas el único tema que nos emparenta un poco es el de La Renga… si ya sabés cual es…

Relajado: Danielito vos con tus malas juntas terminas reventándote a las mejores namis sin duda pero todo eso es falso, no están por ustedes, están por la merca y por la guita, en cambio las ñoras que nos curtimos nosotros son gente de diez, las minas si vos no tenés para fumar son las primeras en ponerse y compartir las tucas del hermano o de la vieja… ustedes se llegan a quedar sin merca y sin champagne y las supermodels rajan con el primero de cambio… en el primer Mini Cooper que encuentran…

Daniel: ¿Vos te crees Relaja que a esta altura me calienta eso? Eso es lo bueno de la merca… no me importa un carajo me empomo a la modelito, le pongo un dpto, un autito decente para que no me rompa las bolas y le libero la tarjeta de crédito… En cambio ustedes le llegan a garpar un monoambiente en Las Heras a una Macoñera y se te casa te pide 5 hijos y deja a toda su familia…

Relado: Dani ustedes se creen que son muy copados pero a la hora de la verdad ustedes si no se ponen un saque, no salen ni a la esquina, nosotros podemos convivir una noche sin el reventón, a lo sumo nos ponemos una musiquita tranqui nos fumamos unos Derby 20 largos y nos metemos un tetra y no pasa nada… a ustedes ni se les para sin la mezclilla mágica de Blanca, Speed y Viagra…

Daniel: Olguín escuchame una cosa, no me vas a negar que es mucho más top colarse una línea de la buena colombiana, que una piedra de marimba boli… Nosotros somos mas top sin dudas, vestimos buenos trajes franceses, zapatos italianos, habanos cubanos y autos alemanes… uds visten ropajes paraguayos con colores jamaiquinos, gorros bolivianos con colores coyas y bicicletas coreanas de dudosa procedencia… Nosotros nos juntamos en algún café de Emilio Civit, mientras que ustedes se sientan en el escalón de algún drugstore perdido en algún barrio… Nosotros salimos a Esperanto o a Museum en Biei, ustedes salen a la Taberna de Moe… Nosotros tweeteamos desde el Blackberry y ustedes desde el  ciber… Nosotros cargamos un bolsito Louis Vuitton con la última mini notebook, un Ipad, unos Benson & Hedges, un Zippo, una Mont Blanc y un tarjetero de plata,  ustedes cargan un morral indígena con un cassete de Marley, una porción de muzza del día anterior, unos Viceroy común con dos cigarros apagados a la mitad, un tubo de tempera, una botella retornable de porrón, fósforos 222 patitos y un mate con el dibujito de la hojita de marihuana.

Relajado: Dani creo que nunca nos vamos a poner de acuerdo en nada, pero creo que en lo único que vamos a coincidir es que los dos leemos El Mendolotudo, ya sea fumados o puestísimos nos cagamos de risa, mientras yo lo leo a Chori Peña, vos lees al Ángel Gris, y los dos nos queremos levantar a la Dra. Li… Mientras nosotros lo bancamos a muerte a Conep ustedes le garpan por atrás a Bomur…

Y así fue que los vi retirarse del bar silbando bajito, Relajado le pidió vela a Dani y este le convidó con un Dupont dorado, mientras pelaba el pelpa que tenía escondido entre los dólares… Rela se montó en su Aurorita Verde con canasto y Pila en su Cayenne Blanca… se saludaron cordialmente y mientras Relajado salía en zigzag con la bici y mirando al cielo, Danielito sacado se clavó en el medio de la avenida una U terrible y embistió al pobre Olguín con su 4×4 dejándolo inconsciente en la vía pública y dándose automáticamente a la fuga…

Yo me hice el dolobu pagué los manchaditos y decidí llamar a mi dealer amigo, -el Fiestita (y no por el auto)-  y comprarle unos poppers y  unas pastelas, que ni son caras ni baratas, ni chetas ni jiponas, ni “bien” ni “cualquiera” y me ponen como pistola durante las 3 horas que duro en el bolike…


También podes leer:

Para el más capito del inglés