Desconocida figura internacional, le pasó algo poco relevante que nada tiene que ver con Mendoza

Hablamos de la estrella de Bollywood, Shah-Rukh Khan, quien hace dos años se topara con una gigantografía de él mismo y desde entonces no deja de acosarlo e intimidarlo todo el tiempo.

Cuando nos enteramos de este terrible suceso, no dudamos un segundo en armar las valijas y tomar el primer metrotranvía directo a Bombay, corazón de la República Autónoma de la India.

Al llegar y preguntar por Shan, la gente nos evitaba y esquivaba. Al parecer esto había afectado a la sociedad. Hasta que por fin dimos con un vendedor ambulante de alfajores triples que, soborno de por medio, nos indicó donde vivía el famoso actor.

(Por cierto, el cambio con ese país no favorece, por si alguien tiene pensado en viajar.)

Y así lo encontramos.

Esta fuerte y cruda historia comienza el 4 de enero del año 2010, cuando Shan asistió al estreno de su última película de ciencia ficción “Súperhado contra las albóndigas mutantes”, donde en la antesala se topó con él mismo impreso en un cartón corrugado (pero firme) y desde entonces no deja de intimidarlo.

“Es algo muy duro e incómodo para mí. Me siento observado todo el tiempo. Por esto he perdido amigos, mi familia, el trabajo y hasta mi perro salchicha. Por las noches no puedo dormir sin estar pensando que yo estoy ahí, mirándome con ojos de pocos amigos.” Estas palabras decía Shan, que en momentos se quebraba y largaba alguna que otra lágrima.

Queremos aclarar que pudimos vivir en carne propia lo que nos relataba el entrevistado. Incluso puede verse en la imagen de la izquierda cómo Shah-Rukh Khan observa con cara de pocos amigos a Shah-Rukh Khan, quien temeroso dialogaba con nosotros.

Incluso muchas preguntas como “¿Cuál es el origen del universo?” o “¿Qué sentido tiene la vida?” o “¿De dónde venimos y hacia dónde vamos?” no quizo responderlas mientras que con un movimiento de ojos señalaba a su propia foto que no paraba de observarlo de atrás.

“Esto no es vida” cerraba la nota.

Actualmente Shan se encuentra en puertas de un estado casi catatónico culpa de era malévola figura que no para de minimizar la grandeza de este ya, ex actor.

También podes leer:
¡Habemus Rey de la Vendimia 2012!

ETIQUETAS: