Dime con quién estuviste y te diré como termina

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Loli volvió con un poco más, pero esta vez para un público en especial: las damas, aunque obviamente si los muchachos están dispuestos a la auto critica, están más que invitados a identificarse aquí:

El Cari Lindo

Las grandes industrias de juguetes podrían pagar millones por hacer un muñeco con su cara, algo así como la competencia de Max Stell y Ken. Seguramente lo conociste cuando era un “X”, un Don Nadie, una personas tan simple, un par de me gusta en sus fotos de perfil pero nada de qué preocuparse, pero luego, como de costumbre, el cari lindo es atacado por la gran multitud famélica de pre adolescentes, sedientas de ansias de acosar virtualmente a un TU chico. Y así es como termina después, con 500 me gusta en las fotos y vos como un recuerdo más. ¿Triste u oportuno?

Tu H

“El sueño de la piba” en palabras simples y concretas. El típico Bad Boy con malas notas y buen status social, lo encontras por ahí yendo a fiestas borracho y con los ojos colorados, pero… ¡Qué te importa! Sí cualquier chica tarada mataría por estar con ese bombón de película, no interesa si chaparon una vez y el no te llamo, no interesa si hablaron todo un día por chat y al siguen  te esquivo, total vos sos una nena buena, querías saber lo que en realidad es sentir por primera vez la adrenalina de no obedecerle a tus papas, y verlo a escondidas en alguna plaza o diciendo que ibas a casa de Menganita, cuando en realidad, estabas con él, siendo nada más que otra víctima de su colección.

El Músico

La debilidad de las mujeres,  no importa si no es Brad Pitt, lo que importa es que toque algún instrumento (generalmente guitarra). Si canta mejor, y si tiene una banda entonces ahí seria como hacer una chuza con los ojos cerrados, un bonus track, la yapa en los caramelos, el yin de tu yang. ¿Por qué será que somos tan nabas de convertirnos en las grupies personales de estos muchachos? No lo sé, cuando lo sepa se los informo, pero por ahora sigan soñando con que les van a escribir una canción, tal vez algún día son las afortunadas de esta historia. Igual ojo, los músicos se enamoran una vez en la adolescencia, para poder inspirarse y escribir canciones y luego, ya cuando están madurando, deciden buscar el verdadero amor. Cien por cien real.

La histérica

¿No te pusiste a pensar si eras vos el hombre de la relación? Si lo hiciste es justificable, porque este individuo cuyas actitudes son las que vos tendrías, te está haciendo hacer el trabajo duro. Vos querías sentarte y esperar a que te mandara mensajitos por whats app, o recibir de su parte un inbox mientras fingías no estar conectada, para así darle más intriga sobre tu paradero. Pero no, ahora vos sos el hombre de la relación “El que quiere celestes que le cueste” – diría mi mamá –   y bastante te costo que la histérica te diera bola, porque para que este ser tan semejante a nosotras estuviera con vos, tuviste que dejar de lado tu orgullo femenino y como buena hembra alfa que sos, ir a buscarlo. Después de que conseguiste tu meta, te diste cuenta que eran demasiado iguales como para ser pareja y bueno… seguramente ahora es tu mejor amigo.

El del pueblo

Que esté al último no significa que sea menos importante, ya que es conocido por generaciones pasadas y será conocido por las futuras, es el que hizo llorar a tu abuela, y su hijo a tu mamá, y el hijo de este a vos.  Estuviste angustiada varias noches porque te dio bola una vez y después nunca más,  debido a eso te encontrabas sumergida en tu ser interno escuchando canciones lentas, comiendo chocolate como si no hubiera un mañana, y como moño al asunto, viendo diario de una pasión, por enésima vez, condenada al sufrimiento pero, tranquila, no es tu culpa que todavía no haya madurado emocionalmente como para querer entablar una relación seria, el se lo pierde. Generalmente cuando te ve con alguien mejor que él, ahí vuelve.

Escrito por Loli para la sección:

ETIQUETAS: