El día que use mi problema para zafar

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Todo hombre en la vida tiene una época de zarzo con su auto, de tuerca y de tunning y el que me lo niegue es o porque no tuvo auto de pendejo o porque es un mentiroso. Generalmente (y gracias a Dios) esa época pasa, maduramos y nos damos cuenta que con “silen completo, llantas 17, leva furiosa, espoilers, alerón y un estereo que te vuela la peluca” no la ponemos ni en pedo.

El tema es que corría mi época de aparato absurdo tunero y picante. Tenía el auto “con de todo” y hacía gala de esta estupidez en cada semáforo y en cada ruta donde podía poner el auto a “velocidad suprema”, como ridículamente llamaba a ir a fondo (ridículo como casi todo lo que he hecho en mi vida). Lo único bueno de esta época es que aprendí a manejar bastante bien, lo malo es que quemé dos compus de tanta paja que me hacía, porque de levantar minas ni hablemos.

Ese viernes fue uno de esos días que las pistas me sonreían, tenía un auto re empastillado (no voy a decir cual era porque lo vendí como “sano”) y andaba derrapando en todas las calles mendocinas, le gané a un “Corsita”, al “Gol cuadrado” y a un “Uno planchado al piso”, andaba hecho una furia. Debo reconocer que mi novia, la cual tiene un papá desquiciado apodado el “Pies de Plomo”, no le tiene miedo a la velocidad y en esos tiempos, de minita pelotuda que adora “los payasos y la pasta de campeón”, la tenía comiendo de la palma de mi mano y no me rompía las bolas por mis excesos de velocidad. La cosa es que era un viernes tremendo, rápido y furioso un poroto al lado mío.

Acceso Este, yendo hacia Rodeo del Medio, escape tronando desde el Carrefour, radar, bigote de leche a la vista… motos, conos, sirenas, doble puesto, ¡chau… Bomur hasta las manos! Por poco no se encadenan al medio de la calle para que pare. Paro, baliza, comienzo a chivar, mi novia tiesa.

Documentos por favor (El idiota le pasa el DNI)

¿Está en vivo usted?

¿Qué documentos quiere oficial?, no me suele parar la policía.

¿A no? ¿Usted sabe a que velocidad venía?

Tengo un problema oficial…

Seguramente… carnet de conducir, tarjeta verde y seguro del auto (le paso todo en ese orden)

Perfecto, le voy a tener que hacer una multa por exceso de velocidad y retenerle el carnet.

Oficial, vengo rápido, es cierto… pero tengo un problema.

Todos tenemos problemas. (El tipo se va atrás del auto, yo me bajo caminando raro).

Oficial… mire, se que venía rápido… haga lo que tenga que hacer, pero ¿me puedo ir?

No. Tiene que firmarme el acta.

Oficial, le dije que tenía un problema, dejeme ir se lo suplico, en un rato vuelvo y firmo (el tipo se dio cuenta que nunca me habían parado)

¿Qué le pasa?

Se la hago corta… me cago oficial, estoy muy mal, vengo de Potrerillos nerviosismo.

¿Y porque no paró en una estación de servicio?

Le tengo fobia a los baños ajenos, es un problema que tengo de chiquito, cuando me cague en el baño de un amigo del jardín…

Igual no es motivo.

¿No es motivo? ¿A usted le gustaría cagarse con 20 años enfrente de una mina? ¿Usted sabe lo que me está costando ponerla últimamente?

No es mi problema…

Claro que no oficial, es mi problema, y es un problema asqueroso. No solamente mancho el auto de caca, sino que mancho mi dignidad para siempre… por favor reténgame lo que quiera y haga la multa que deba, pero permita que mi cuerpo no siga reteniendo materia fecal, sino voy a estallar de la vergüenza.

Suba al auto (se acerca al lado de mi novia y golpea para que baje el vidrio)

¿Es cierto que viene apurado porque tiene que ir al baño?

Si oficial, no puede ir a baño ajeno porque cuando era chiquito se hizo caca en el baño de un compañerito del jardín (¡anillo al dedo genia!, el oficial con una sonrisa de coté miró mi cara de angustia y se dio media vuelta hasta quedar en mi ventana)

¿Falta mucho para su casa?

Unos cinco kilómetros.

Tome y espere un segundo (el bigote me devuelve todo, se va para atrás, habla con el de una moto y vuelve a mi ventana)

Va a ir escoltado para poder ir rápido, vaya con cuidado y agradezca que su novia sabe de su problema. Que sea la última vez que sale sin ir al baño.

Esa tarde zafe de la multa e hice una caca gloriosa y feliz, escoltado por un ropa prestada muy buena onda que se parecía al malo de Terminator 2.

También podes leer:
Calzoncillos de cartón

El año pasado escribíamos:
Club Oriente