Ensayo para El Indio

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En tiempos violentos aquella cofradía engendraba en una flor solar, una alquimia sin precedentes. Desde siempre extraordinarios, nacían aquellos jóvenes redondos, que solo andaban al tranco del amor. Curiosa esa trilogía perfecta, que empezó a hacerse notar, aunque en ese momento nadie iba a escuchar su remera, no tardaría en hacerse oír. Nunca quisieron ser un rock que suene desde los satélites, sino un rock que nos da un par de promesas, algunos ticks de revolucion. Aquellas palabras despertaron en la gente, un león dormido, y para no olvidarlo skay creo las melodías mas dulces que hasta hoy la gente puede escuchar. Con valores muy firmes, nos dijeron que el lujo es vulgaridad, y que violencia es mentir, sabemos que un corazón no se endurece porque si, tal vez por las noticias de ayer, que muchas veces son todo un palo. Hablamos de ideales, de valores, de historias y poesia. También nos recordaron de nuestros juguetes perdidos, que no debemos de olvidar, porque son nuestras raíces, y por eso nos piden que agitemos nuestras banderas, luzca el sol o no, pero siempre orgullosos de lo que somos.

Lograron ser los ladrones de nuestro cerebro, tomaron el camino mas largo, fue una tarea fina, tratando siempre de no vender el alma a luzbelito, sino confiar en ellos y su mensaje. Sino hay amor, que no haya nada entonces, así lo dijo el indio, y así lo siente él.

Curioso es el sentimiento que estos crean en nosotros, son un ángel para tu soledad, para la mía y para la de todos los ricoteros. Somos testigos privilegiados de poder oír este fenómeno inigualable, con sentimientos incontrolables. Pareciera un gualicho que alguien expandió por Argentina. Es el rock and roll del país, de eso no hay duda.

Pero la dicha no es cosa alegre, nadie es perfecto. Podemos decir que despedidas son esos dolores dulces, que extrañamos desde el 2001 hasta hoy. En estos tiempos nos toca verlos por separados, pero el espíritu siempre está. Maldición va ser un dia hermoso, toca el indio, el infierno va a estar encantador.

Hoy es un día especial, y aunque digan que es tic tac efímero, esto es eterno. De generación en generación se fue contagiando la adrenalina, aquella misa india que se hace esperar, que hoy ya esta en el ahora, solo disfrutar.

Pensando en vos siempre, cuando el fuego crezca, quiero estar allí.

Miles de almas con la misma risa (jijiji) que nos une, estamos haciendo historia, con los ojos ciegos bien abiertos, a sentir lo inexplicable. De nosotros depende también esta fiesta, a flamear esas banderas, a cantar aquellas letras, que nada mas queda, y aunque siempre hay unos pocos peligros sensatos, no olvidemos que vivir solo cuesta vida.

ETIQUETAS: