La vida es completamente una cuestión de medida

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En la vida en general, en todos sus aspectos, todo es cuestión de medida… o de medidas, según desde donde se lo mire….

El amor de por si ya es un asunto de medida (y no sean mal pensados), ¡no solo me refiero a eso!, que mucho tiene que ver, aunque bien sabemos que el amor va mucho más allá de la medida de tu pequeño o gran miembro, aunque si es “gran”, obviamente el amor va a ser mas grande… pero en este caso me refiero a otro tipo de medida; al de la exageración o la desmesura por el amor, lo que ya pasa a ser meloso o denso, no solo para terceros si no para uno de los involucrados en la pareja.

Es muy tierno que tu novio te tire un mensaje de buenas noches y de buenos días, o una llamada… pero cuando ya los mensajes son cada 15 o 10 minutos recordándote lo muuuucho que te ama hasta el cielo ida y vuelta, en tortuga para poder apreciar bien despacito todo el camino, la pasión, la dulzura y el canto de las aves, ¡¡¡se torna un poco pesadilla!!!

Pero no solo pasa en el amor, en las relaciones de familia también, yo me acuerdo que con mi vieja nos llevábamos pésimo antes, ahora tenemos más confianza y parecemos amigas, peeero cuando ya tu vieja se pasa de la raya y empieza a dejar a tu viejo durmiendo un sábado a la noche para salir a bailar con vos y tus amigas, me parece que se le borro el patrón de medida….

Lo mismo pasa cuando exprimís un limón para hacerte una limonadita casera, y es el único limón que tenes en la heladera, vas y le hechas azúcar unos cubitos de hielo,…. ¡¡Y te pasas con el agua!!… es un asco, es peor que el jugo Tang aguado, no tiene gusto a nada….

Ni hablar de cuando inflamos las gomas (a las ruedas del auto me remito, aunque seguro se les vinieron otras gomas a la cabeza que por ahí se las inflan de más y también quedan para el culo, pero no importa, ellas igual las salen a lucir con un bello escote, y los hombres aun sabiendo que son hechas y que son unas siliconas plásticas las miran y las tocan, sin contar los que tienen la oportunidad de pegarle una chupadita asquerosamente), las del auto sin embargo necesita un cuidado mayor a la hora de inflarlas, depende del diámetro de la llanta que tenga el auto, el perfil de la goma y de más… sin embargo si te pasas… pasa lo que pasa con los globos de cumpleaños si te emocionas inflando….

Y así puedo estar hasta el año que viene dando ejemplos… como el de la justa, justísima medida de los hombres cuando están a punto de caer en el abismo, y la sacan, y terminan  afuera, pero bueno en esos casos, casi nunca es justa medida porque yo he visto muchos bombos llenos con esa técnica.

Escrito por La Mujer Maravilla para la sección:

 

ETIQUETAS: