Lo peor que te puede pasar un Enero en Mendoza

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lo peor de quedarse en Mendoza en Enero no son los 43° a la sombra, ni los 72° de térmica; tampoco abrir el Face y ver como los afortunados que tuvieron la suerte (y la mosca) para irse a veranear a un lugar más fresco, menos hostil y más habitable suben en tiempo real fotos que dan testimonio de esto, y cuando digo en tiempo real estoy siendo literal (si estas en Chile, la Costa o Cancún, ¿¡podes estar tan preocupado por caretear el minuto a minuto de tu vida!? Parece que si…); tampoco es lo peor darte cuenta que el sueldo entero no te alcanza para pedir dos cervezas en la Arístides, parece que en Enero la inflación se pone seria en estos bares:

– Disculpame, ¿me traes dos cervezas?

– Si, son $3400… el maní te lo debo capo.

Mucho menos el tema de los saqueos, de esas cosas los mendocinos ni nos preocupamos, al parecer los morenos locales no se toman ni ese trabajo, “Andar a las corridas con un Smart tv al hombro no es para cualquiera” (nos reveló una fuente consultada).

Ni  que hablar de los típicos cortes de luz tan característicos del mes de Enero, ¡¡¡ya ni tirarte en la cama con el aire a 24° podes!!! (ese aire que compraste en 172 cuotas sin interés y que por ahorrarte $300 mangos –osea, unas Lays en la Arístides- te fuiste a la versión más económica y en la madrugada te querés matar porque hace más ruido que el motor del 60).

Nada de eso es lo peor de quedarse en Enero en Mendoza, lo peor de todo es ver que el onanista empedernido de tu vecino, ese que siempre pelopincheaba orgulloso la siesta entera, hoy saca un paquete en 160 cuotas y se va al Caribe, te deja las llaves de su casa y te pide que le riegues las plantas 3 veces por día “Metete al Face, voy a subir fotos todo el tiempo, vas a ver que es como si estuvieras ahí” me dijo… y casi me la rebano en Juliana.

Escrito por Maxi Piff para la sección:

ETIQUETAS: