Los quince grandes hits musicales de Diem Carpé

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para todos los que recién se están colgando en este tren, les comento que la idea es conocer los gustos musicales y personales de cada integrante del staff mendolotudo, es por eso que pedí que semana tras semana, cada miembro del grupo me de 15 canciones. Canciones que a ellos les encanten por X motivos que ustedes conocerán a lo largo de cada nota.

Alguna vez me toco hablar en una lista, de aquellos que tienen un lugar aparte en las oficinas del Mendolotudo. Me refiero a aquellos que escriben fuera del humor y parecen bichos raros en el pasquín, pero que así y todo, son leídos y estimados.

Alguna vez les conté de Bairoletto, y su lugar apartado del mundo donde podía ver y crear hermosas letras. Hoy me toca juntarme con Diem Carpé. Los que me conocen saben que no es fácil una reunión así, pero se pudo concretar.

Bajé las frías escaleras hasta los sótanos de la redacción, ahí donde quedan dos o tres oficinas vacías de gente que va y viene por el edificio. En la primera oficina de la derecha, la madera transpira de invierno y en el interior, una luz tenue me indica que mi entrevistado se encuentra presente.

Golpeo suavemente, y varios segundos después, Diem Carpé me abre la puerta. Me saluda cortes, pero seguro y me invita a pasar. Un despacho pequeño, pero muy acogedor me crea un ambiente hogareño gratificante de extrañar. En la pared del fondo, se aprecia una ventana superior, pequeña, de esas que tienen los sótanos que asoman a la calle. Bajo la ventana, y ocupando todo el espacio de la pared; se asoma una biblioteca rebosante de libros de todos tamaños y colores. Frente a mí, uno que otro instrumento musical que acumula tierra en sus estuches. Y a la derecha, mirando a la ventana, se presente un gran escritorio sobre el que descansa una antigua máquina de escribir Remington, pegada a una computadora que destella de palabras. Como una pequeña armonía del pasado y el presente a la hora de redactar.

Me siento frente a Diem, este me sirve un whisky sin preguntarme y me mira como para que lo acompañe en el trago. Es que él es así, de pocas palabras, pero de gestos ineludibles.

Después de sorber mi bebida, escucho una leve música de fondo. Busco con la mirada y me encuentro frente a frente con un Winco sonando apenas. Sonrío. Me siento como en casa.

Tras charlar un largo rato de letras y música, Diem no me deja ni que lo insinúe. Me pasa una lista escrita a mano. Una lista de un ávido lector y un sencillo escritor. Una lista que promete mucho y de la cual no se desperdicia nada. Una lista que empieza con mucha histeria, y termina en la calma total.

La lista empieza con una aclaración en letras remarcadas: “De la lista queda exceptuada mi santísima trinidad: Dios Padre (o The Beatles), Dios Hijo (o Led Zeppelin) y el Espíritu Adolescente (o Nirvana). No podría hacer jamás una lista de estas tres bandas, por considerarlas una divinidad”. Diem sabe lo que quiere.

Ahora sí, aclarado que deja estas tres bandas de lado por ser excelentes y sin más preámbulos, los dejo con los quince mejores temas de Diem Carpé, explicados por su puño y letra.

1) Dead Kennedys – Holiday in Cambodia: El punk rock en su máxima expresión. Agresiva, libre, rápida. Todo lo que un adolescente necesita escuchar antes de salir a la calle.

2) Iron Maiden – The Trooper: Reto a cualquier ser humano a escuchar esta canción y no querer terminar rompiendo quijadas a diestra y siniestra mientras camina por la calle.

3) Motorhead – Overkill: El papá del bajo se calza su cara más mala y nos hace volar las pelucas.

4) MUSE – Hysteria: El siglo XXI llegó hace rato. Los chicos de Muse, que bajaron de una nave espacial, nos llenan de estos hermosos y veloces sonidos.

5) Rush – The Trees: Estos sí que eran bien raros para la época. Un power trio formado por los mejores y para colmo canadienses. Sin duda revolucionarios de la música.

6) Pink Floyd – See Emily Play: Hasta que te das cuenta que la mejor banda psicodélica del planeta, tenia la formula desde el principio. Genios de genios.

7) Queen – It’s late: Si vamos a hablar de la mejor voz, estamos hablando de Queen. Y elijo este tema entre tantos, por lo verosímil musical y poéticamente.

8) R.E.M. – It’s the end of the world as we know it: Una de mis bandas preferidas, haciendo uno de mis temas preferidos. Alternativos y libres. Glorioso R.E.M.

9) Joy Division – Disorder: El post punk celebra con ataques de epilepsia la llegada de una banda muy a la izquierda del Dial.

10) Stevie Ray Vaughan – Texas Flood: Si hablamos del Blues que me gusta, es sin lugar a dudas el de Stevie Ray. Tipo que se garcha a la guitarra en cada canción que interpreta.

11) Jimi Hendryx – Spanish Castle Magic: No tengo mucho más que aclarar sobre este Dios, amo y señor de la guitarra. Deficientes de oído los que no sepan apreciar a Jimi

12) The Pixies – Debaser: Los minimalistas de la música. Si naciste en los ’90 sabrás que estos tipos marcaron un antes y un después. Sin duda ya tienen un lugar ganado en el Olimpo de la música.

13) Lou Reed – Perfect Day: Y…¿Qué venía después de los Velvet Underground? A si, un solista de la re mil puta.

14) Creedence Clearwater RevivalWho’ll Stop the Rain: Uff! Que pedazo de banda, que pedazo de voz, que pedazo de tema!

15) Tom Waits – Kentucky Avenue: El tipo con más ginebra en su garganta del mundo, nos deja el piano más triste de todos los tiempos. Un tema para disfrutar con un buen libro en una mano, un vaso de whisky en la otra y una chimenea que chispea frente a nosotros.

Bonus Track

Jhonny Cash – Man in Black: El rey no podia faltar. Irrespetuoso y queridos como él solo.

Mozart – Concierto para Oboe en Do Mayor (3º movimiento): Me salió el lado extravagante. Si tenes un crio cerca, ponele esta pieza y mira cómo reacciona. Liberadora de cerebros. Genialidad que durará hasta que se extinga la humanidad.

Massacre – Querida Eugenia: Son pocas las bandas nacionales actuales que hacen buena música. Esta merece ser una excepción.

Divididos – Guanuqueando: Siempre admire la forma en que estos tipos te mezclaban en folklore y el rock. Acá una muestra perfecta.

Daniel Toro – Zamba para olvidarte: La original, nada de copias y covers actuales. Un buen corazón sufrido de gaucho, su guitarra y nada más.

Contraseña: www.elmendolotudo.com.ar