Muere joven por ver el programa de Gisela 42 días seguidos

Una tragedia ha conmocionado a los residentes del barrio San Pedro, en el interior del departamento de San Martín, donde un adolescente de 16 años murió luego de ver 42 días seguidos “El programa de Gisela” sin parar.

Según los informes de las autoridades el muchacho había comenzado hace más de un mes y se pasó todos los días a la misma hora sin perderse un solo programa y sin descansar los fines de semana, ya que los mejores de la semana los grababa y veía los fines de semana, además con estos , terminaba uno y empezaba otro.

La madre del adolescente había sospechado su compulsión para llevar a cabo el acto:
“Era cada día a la misma hora hacía siempre lo mismo, ya había establecido llevarlo al médico, porque eso no era normal”, dijo la madre del joven.

En la escuela donde el adolescente asistía, los compañeros le hicieron un homenaje. Una de sus compañeras en una conversación dijo que el joven era tan compulsivo con Gisela que siempre les pedía que hablaran de la conductora en clase, se inventaba trabajos prácticos eligiendo a la diva mendocina como tema e incluso les pedía a sus amigas que se conectaran a la madrugada para chatear sobre ella.

En la computadora personal del joven fue encontrado cerca de 1 millón de videos y 600 mil fotografías de Gisela Campos.

El joven al parecer tenía quemaduras de tercer grado en sus párpados luego de la maratónica acción.

TODO TIPO DE PROGRAMA

Sus amigos del barrio detallaron que le gustaba todo tipo de porgramas de Gisela,  los veía e incluso de años anteriores, y después de esto se enfermaba.

“Gorda, flaca, alta, bajita, estudiada, desempleada, de color o blanca, todas las épocas por las que pasó Gisela eran de su agrado lo que hacía que le dieran ganas de mirar mas programas de ella. Apenas veía una la conductora se ponía como loco, eran su debilidad” agregó.

Según las autoridades de salud, visión del programa de Gisela en los hombres es normal a cualquier edad, lo que no es normal es la cantidad de veces que en su mayoría obedece a los estímulos que deja ver ese programa.

También podés leer:
Lunlunta: aparece Magoya y niega voluptuosa deuda a su nombre

ETIQUETAS: