Nene Malo, entérate cómo nace una estrella grosa

Hoy vengo a presentarles a un personaje que es víctima de las malas influencias, problemas de hogar, de una personalidad fruto de los excesos y la noche. Estuvo en terreno mendocino NENE MALO y El Mendolotudo se puso a investigar el origen de este suceso musical.

AVISO: Las fotos utilizadas como prueba en esta nota son sacadas de expediente.

De chico este muchacho ya mostraba tendencias descarriadas y más tiradas para el lado de los pecados. Muy alejado de la luz, apenas tenía 3 meses de vida, cuando su madre quería darle la comidita haciendo el avioncito y el en un acto deliberado de anarquía, cerraba fuerte la boca y no quería comer.

Sus maestras en la salita encontraron los primeros indicios de que había nacido un nuevo líder negativo para la sociedad, muy pronto este chico se dejaría llevar por las banalidades, los cigarrillos y el alcohol. 

Pero eso no sería el fin de ese círculo decadente y vicioso en el que día a día caía este bebé, la alerta se disparó cuando adultos  advirtieron que tenía ciertas tendencias sexópatas, cosa que a su edad es algo muy raro. 

Con una vida dedicada solo a los placeres mundanos y al sexo desenfrenado,  la criatura se iba alejando del camino correcto y de las leyes, olvidando por completo todo lo que sus padres de 14 años,  seguidores de Cristina le habían enseñado chateando con sus netbooks.

Poco a poco su nombre fue cobrando vida en las calles, y la popularidad, como siempre vino de la mano de muchos placeres, mujeres hermosas, tiempo libre para el relax y una patineta.

Pero como todo sueño se acabaría con la llegada de una nueva figura al barrio, un negrito pijón llamado TOGUMBO que según las voces, se dedicaba al robo de andadores, pero que ahora se había especializado en triciclos y autitos a pedal. (Nunca antes arrestado por ser menor de edad)

Cuando Nene Malo (ya conocido así en toda la salita) se enteró de la noticia comenzó a sufrir ataques de ira, y empezó a entrenar para darle una lección al “Tres piernas” como le decían las maestras de la salita de 4.

-«Me la quiero cortar» grito, y esas fueron sus primeras tres palabras. Que mas bién se oyeron como un «ajjjjooooiui»

El negrito, a pesar del tamaño de su pene, arrugó y decidió abandonar el barrio…

30 años después a este joven descarriado e incontrolable, se le ocurrió la brillante idea de gritar su seudónimo en canciones creadas por otros, a modo de mostrarle a Togumbo quien sigue siendo el líder…

También podés leer:
El día que me tomé una azul

El año pasado escribíamos:
No más

ETIQUETAS: