¿Qué pasó en la última juntada Mendolotuda? Enterate todo leyendo esta nota

Seguramente ustedes, los seres humanos de carne y huesos vivieron el sábado pasado como un sábado más del mes. Pero nosotros, los dibujitos animados del mendo, teníamos marcada esa fecha en nuestros almanaques con un circulito rojo, salvo Celso Jacker que a él le arregla la agenda su asistente. La cosa es que ese sábado a la noche estaba programada la juntada mensual de nuestra logia en la casa de Betty, con asado y chupi a cargo de los jefes.

Todo empezó ese día cuando recibo el llamado de Bomur, preguntándome si tenía alojamiento, venia nada menos que el Profe Alberto Una Piedra a Mendoza, ofrecí mi cama para que descansara, pero fue un grave error. Todo el puto día estuvieron hinchando los huevos haciéndome chistes referidos a que el profe me iba a romper el orto, y bla bla. Pero me termine de calentar cuando el pelotudo de Fernet Basualdo dijo en el grupo cerrado: “¿Saben que es lo mas inteligente que salió de la boca del Rata? La pija del Profe, jajajaja”. Ahí fue cuando me salí del Facebook y me puse a podar mi bosque de bonsái para bajar tensiones.

Escena 1, previa en la Arístides:

La tarde paso y llegó la hora de partir con los vagos a hacer las compras en el auto de Bomur. Se hicieron las 20 y fuimos a la Arístides para hacer la previa del asado, justo cuando llega la hora de irnos, pedimos la cuenta y resulta que nos estaban cobrando la mitad de lo que consumimos, como buen rata que soy le dije a los muchachos: Loco, es ahora o nunca, nos están cobrando la mitad, asique rajemos antes de que se avive la moza. Así fue que atinamos a subirnos rapidísimo al auto y Bomur activo su pie de plomo, pero veíamos que una figura oscura se avecinaba velozmente y termino por colgarse del auto. Sentimos que el auto se movía, con Conep nos mirábamos porque el movimiento era muy fuerte, en ese momento la tensión llegó al máximo y temimos por nuestras vidas, fue justo en ese instante de adrenalina que Fernando grito: “Aaa no quiero morir con esto dentro” y me beso. Yo le dije, puaj ¿que haces Conep?, estas loco culiado. Y el grito ¡vamos a morir! Justo ahí, vemos por el parabrisas el rostro de la moza con un cartel.

Escena 2, Conep se ofreció a hacer el asado:

Ni bien llegamos a casa de Betty comenzamos a abrir escabio y a llenar nuestros cuerpos de alcohol, pero ahí nos preguntamos: ¿Quién va a hacer el asado? Y fue cuando Conep, para recuperar su hombría luego del vergonzoso hecho del beso en el auto, se ofreció a hacer el asado. Pero algo que el no había notado, es que en su nueva foto de perfil él no tiene piernitas y le dije: Conep ¡no tenes piernas culiado! ¿Como te vas a olvidar de dibujártelas? Pero ustedes saben que soy re buena gente asique le solucione el gran problema de una manera muy sencilla, cuasi simplista.

Escena 3, La planta de parrillas:

Mientras el jefe hacía el asado nosotros le estábamos entrando al vino y a las drogas sintéticas a morir, cuando con Rominovsky empezamos a hacer chistes de bandas, como por ejemplo: Yo quería un chicle diabólico, pero me dieron un Caramelo Santo, ó Me dijeron que las Damas Gratis son las mejores, pero yo me quedo con La Renga. Bueno chiste va, chiste viene, pero por un momento mi vista se quedó tiesa en un punto, y el tiempo se detuvo. La verdad no se cuanto habré mirado fijo a ese punto, pero fue un rato, nadie notaba que yo estaba colgado mirando, hasta que Romi me pregunto: Che Ratón, ¿Me estas mirando las tetas? Cagamos, la rastita me había descubierto, algo tenía que hacer, con algo tenía que llamar la atención. Miraba a mí alrededor y estaba todo como siempre, Cuentin Tarantinto estaba filmando porno, Betty no se veía, por lo que seguro estaba tirando la piola, Bomur estaba picando tomate con su señora y las mujeres. Pero fue justo cuando la vi, llamó tanto mi atención que dije: ¡Ostia puta! Miren, ¡es una planta de parrillas, joder! Era increíble, en el jardín de Betty había una planta que dio como fruto una parrilla.


Escena 4, Conep desataría la ira de la mama de Betty:

Fue en un momento en el que Bomur nos estaba haciendo reír a carcajadas con una de sus historias, cuando Conep pensó: Oh, mi popularidad esta descendiendo un 0.3% has algo increíble. Ya sé, les voy a destapar un vino con mi zapatilla como ese video de You Tube. Fue ahí cuando el jefe se sacó la zapatilla, puso el vino dentro de la misma y comenzó a golpearlo contra una pared al azar. Todos nos quedamos mirando casi seguros de que lo lograría, ya que para nosotros es un semi-Dios. Luego de reiterados intentos golpeando la botella, cada vez con más fuerza, notamos que se empezó a poner colorado y a transpirar en frio. Golpeaba cada vez más fuerte y la pared retumbaba, pero el corcho seguía sin salir, fue ahí cuando pensó en algo que lo sacara del apuro y dijo: “Ay chicos, creo que estoy por hacer el ridículo frente a ustedes” y estallamos de la risa, comenzamos a gritar, a burlarnos. El grado de alcohol en nuestro cuerpo ya no nos permitía controlar el tono de voz y comenzamos a chiflar, saltar, gritar y a armar foro bardo.

Escena 5, El rostro de la Ira:

Estábamos gritando, diciendo malas palabras y no se porque, pero yo estaba en el centro de la ronda bailando como Elvis Presley cuando noto que todos dejan de reírse. Yo sigo bailando, quizás con un poco mas de entusiasmo para que se vuelvan a prender en la joda, pero nada, todos miraban fijo a la puerta. Detrás de mí había crecido una sombra gigantesca que me obligó a voltearme por la curiosidad y ahí estaba Ella. Nos miro fijamente a los ojos a todos y nos dijo moviendo el índice como cuando una madre te reta: “bla bla bla dejen de hacer quilombo a wa wawa denuncia wa wa pendejos culiados” todos estábamos conteniendo la risa, algunos con la cabeza gacha, igual que un infante que es retado por la señorita. Claro, no entendimos nada hasta que Betty nos explico que Conep, en su intento de destapar el vino, casi tira abajo la pared donde los viejos de Betty intentaban descansar. Pero eso no es todo, ni bien nos enteramos de este detalle, nos habíamos quedado calladitos, pero El Chori Peña poniendo voz femenina dice: “Culiados, ya ni un pete en paz se puede hacer” y ahí estallamos de nuevo de la risa y el quilombo volvió a ser lo de antes.

Escena 6, Fernet se descompone:

Ya habíamos comido y chupado a más no poder, cuando le digo a mi hermano del alma, ¿vamos al patio un rato loco? Ahí el me empieza a contar que se había enamorado de una minita y que se yo, pero me dice que se siente un poco mal, a lo que yo le respondo: Vomita boludo, eso siempre funciona para sentirse mejor, vomita ahí en ese cantero. Pero no tengo ganas de vomitar culiado. Vos haceme caso pibe metete los dedos y hacelo. Así fue que luego de 15 minutos de hacerle un pete a tres de sus dedos, mi amigo Fernet Basualdo empieza a despedir un liquido negro con lo que parecían ser Trix o algún cereal de colores. Me empecé a cagar mucho de la risa por el sonido que hacia y además porque se vomitó toda la remera, me pedía que le llevara servilletas, pero no podía enderezarme de la risa. La cosa es que yo esperaba que se sintiera mejor, pero al parecer eso no hiso más que provocar una catarata de vómitos que se repetirían a lo largo de la noche.

Escena 7, Fernet sigue descompuesto:

Como puedo me lo llevo para la calle, estábamos sentados en la vereda de Betty y Fernet se había puesto la campera de Antonymou Contreras. Seguía descompuesto, yo trataba de hablarle de mi mal de amores, pero egoísta de mierda solo pensaba en su descompostura. Ya se, aguántame que te traigo una tira de asado así se te pasa, voy le traigo una tira de asado con galletitas y al primer mordiscón de nuevo empieza a vomitar, a esta altura ya había dejado su huella por todo el jardín y ahora en la vereda. No solo eso, sino que al terminar de vomitar se limpia con el puño de la campera de Antonymou (esto te lo estas fumando ahora, jajaja) Pero el profe Alberto Una Piedra traía un compuesto químico que le hizo calmar la descompostura, pero de toque le empezaron a salir pelos por todas partes. Y bueno, no se puede todo en la vida. Ahora le decimos Basualdo a secas, porque el Fernet ya se lo vomito todo.

Escena 8, after en lo de Conep:

Ya eran como las 8 de la matina y aún quedaban unos 2 porrones, ya los tomábamos a las duras penas. Nos pusimos a hablar de cosas serias e interesantes y a contarnos cosas sobre la vida de cada uno, cuando nos preguntamos: ¿Che, donde carajo esta Fernet Basualdo?

Pregunta que hasta el día de hoy no sabemos responder…Pero Hicimos Este cartel para que vean que nos preocupamos por el, por favor difúndanlo en las redes sociales.

Fuente de las imágenes:

http://www.tuvozentuvida.com
http://es.123rf.com
http://www.cinepatas.com
http://www.pasqualinonet.com.ar
http://mywastedbreath.blogspot.com.ar
http://www.asadoesargentino.com
http://www.ikea.com

También podes leer:
Sexo, puterío y kilombo en el staff del Mendolotudo

El año pasado escribíamos:
Parecidos menducos

ETIQUETAS: