¡Que no se corte ami! Reflexión de este estúpido día

Ya que paso el día del amigo y me he reído bastante leyendo las felicitaciones, agradecimientos y demás a gente que no ven nunca, me decidí a escribir sobre el tema. Lo venia esquivando y tenía otras cosas en el tintero, pero no pude evitarlo.

Una de mis cosas favoritas es cuando te etiquetan en una foto junto a otras 200 personas que no sabes quién puta son y en la imagen un gran: “te quiero amiga/o, feliz día”. Para eso ni me etiquetes, no le voy a poner me gusta ni te voy a responder: ¡hay gracias amiguis yo tmb! Lo único que querés es tener esos 200 “me gusta”, no te dan monedas por cada me gusta, no jodamos.

Pero es un gran día para todos aquellos que aprovecharon la oportunidad para decirle “feliz día” y tirarles una indirecta a ese flaco que no te gusta y hace un mes te invita a salir o a esa mina que no le entras ni cuando estas borracho, o quizá a ese flaco con el que venís saliendo y no sabes cómo decirle que no querés seguir saliendo.

Es el día en que todas las parejitas pegotes tuvieron una discusión: que ¿por qué salís con tus amigotes?  O no me gusta que vayas a bailar con esas amigas tuyas que tenés, que son unas turras, que te van a querer levantar en el boliche, ¡así vas a salir vestida! Y demás argumentos súper lógicos. Y los que no superaron los celos y la discusión: los ves en un bar rodeados de grupos de amigos y ellos dos solos, en el medio del bar, tomados de la mano, pero cagados de odio por dentro.

Lleno de gente juntándose con los amigos del jardín de infantes, mirando de reojo que se pusieron que hacen de sus vidas y si se operaron (que claro que no se van a dar cuenta, por que no los ves hace 20 años). Es la excusa perfecta para saber que hacen los demás, y después ir a contarle a otro y tener material de sacar el cuero al menos hasta el próximo año, así que mientras más gente vaya, mejor.

La falsedad de tus compañeras de trabajo/facultad que te invitan a “brindar” y después no te hablan cuando las ves en horarios laborales. Que no te prestan el apunte para rendir, pero ese día sos la gran amiga.

Pero lo mejor, lo mejor es que es el día de todos aquellos que les dijeron: te quiero, pero como amigo. Te hicieron entrar en la friend zone, después que bancaste toooodos los lamentos sobre todos los otros hijos de puta con los que estuvo. La invitaste al cine y se divirtieron, la invitaste a tomar algo en tu casa, se quedo a dormir y no paso naranja. Le tiraste palitos, le tiraste un bosque, y la mina te dijo: te quiero, pero como amigo, y te hace creer que es mejor, porque claro, ¡siempre vas a estar y siempre te va a llamar cuando corte con el gil de turno y seguro que para este día te regaló un chocolate!

Así que bueno, ojala que hayan tenido un excelente día, ¡todos! Un brindis: por el amigo que se acostó con la novia de su amigo; las amigas que tratan de hacer quedar mal a sus amigas; las que a escondidas les regalan cosas con calorías así sus amigas se ven más gordas; las que por un flaco se olvidan y vuelven a recordarlas cuando el flaco las deja; por ese amigo que te dice que venía a tu casa, nunca apareció y a los 5 días llama como si nada; por el que cada vez que te visita te asalta la heladera y deja el culito de la gaseosa; por los amigos se la juegan de psicólogos y su vida es un desastre; por ese amigo que siempre te tiene ganas; por esas amigas que siempre te miran al flaco que está con vos; por las que siempre lo critica por que nadie es “suficiente”;  por los que te llaman cada vez que hay joda, asado, y demás hierbas; por los locos lindos que te encontras cada tanto y te reís como el primer día; por ese amigo que lo ves en verano por que tiene pileta; por la amiga incondicional que siempre te invita un porrón; por la enamorada de la vida que siempre tiene un desamor; y por todos los amigos virtuales con los que me río todos los días.

ETIQUETAS: