Se lo comió el apellido: Nicolás Olmedo quiere ser el nuevo Manosanta

Mendolétudo Deportivo


Hay personas a las cuales se los come el personaje, a otras se los come alguna situación en particular; pero Nicolás es la primer prueba que los nombres pueden recrear personajes.


El triunfo en la vida no lo es todo, hay veces que nos vemos obligados a seguir tal o cual actividad por improperio de otros adultos, y aunque esto nos lleve al éxito, no siempre está ligado de la felicidad, y es por eso que para ser uno mismo hay que seguir sus propias convicciones.

Todo comenzó hace un par de días cuando Nicolás se despertó luego de una reparadora fiesta en la cual tuvo un sueño revelador: viajaba en el tiempo y espacio, y se convertía por un día en El Manosanta. Nos comentó que fué su mejor sueño desde que nació. Él sabía que esto no era moco de pavo, y que si éstas imágenes se le cruzaron por la cabeza es por algo.



Ya decidido a colgar los botines, se preparaba a notificar a sus compañeros, amigos y familiares. Tenía claro que no sería bien recibido ya que eso significaba dejar todos los logros obtenidos hasta el momento y dedicarse a esta nueva aficción. Pero realemente a él no le interesaba y le chupaba un huevo, porque la importancia de haber «escuchado el llamado» superaba cualquier otra cosa.

Decidimos ir a visitarle, y si… redundante es la manera en que nos invitó a pasar a su casa: «Adianchiiiii».»De repente todo es muy claro en mi vida, por fin veo el horizonte a donde tengo que apuntar los cañones», nos comentaba Nico mientras revivía fotos e imagenes del entrañable Negro Olmedo. «Se que a muchos les parecerá una ridiculez pero para mí es muy importante, ¿y si no llegara a tomar en serio esto…? ¿y si dejara pasar una señal tan clara como esta? ¿que? ¿que? que que que quequequenananananannanana….»



La idea etimológica de Nicolás es arrancar con algunos shows unipersonales al mejor estilo «stand-up» en bares de la Alameda y San Martin Sur. «A la Arístides no voy porque son todos re caretas.»

Desde el staff de El Mendolotudo le deseamos mucha suerte al nuevo Manosanta, y tenemos el orgullo de decir que este nuevo Olmedo es igual de negro pero mendocino.



ETIQUETAS: