A veces uno tiene que hacer lo que…

—Te dije o no te dije, pelotudo —El subcomisario Salerno no hubiera alterado en lo más mínimo la aguja de un decibelímetro, no lo necesitaba para transmitir furia— ¿Cuántas veces te recomendé que trajeras rollos…

A veces uno tiene que hacer lo que…

—¿Usted me está diciendo que Alfredo Rinaldi es su primo? —Santos Belfiore se había puesto de pie. —Así es señor Belfiore —respondió con aplomo Luciano Rinaldi—. Es por su sugerencia que he pedido reunirme con…