Típicos personajes que van a asistir a la Falsa Boda

Como muchos sabrán, el próximo sábado se realizará por primera vez en Mendoza la popular «Falsa Boda». Básicamente (y como su nombre lo indica) es una fiesta de casamiento en donde nadie se casa con nadie. Simplemente un par de flacos escucharon el pedido que todos hicimos alguna vez de «que bueno que son los casamientos porque uno se manda todas juntas sin importarle nada a nadie».

Pero con el plus que acá no vas a tener a tu tío borracho pesado o a tu tía densa preguntándote cuándo te toca a vos o los pendejo densos que hacen de todo para llamar la atención, incluyendo tirarte torta en la cara.

Y como no podía ser de otra forma, el evento será centro de reunión de un montón de personajes mendocinos como los que les describiré a continuación:

Solterona con aires alucinógenos de «este es mi casamiento»

Para muchas mujeres, el tema del casamiento es un sueño que tarda en llegar. Y cuando digo tarda lo expongo de esa forma para no decir «Mamu, es más probable que Cristina y Mauricio gobiernen juntos antes que vos pises un altar». Entonces que mejor marco y evento para que aquellas mujeres que siempre soñaron con tirar el ramo, con dar el sí y con un casamiento a todo culo para imaginar una realidad alterna pero muy tangible, que ese es su casamiento. Generalmente después de un par de tragos se los come el personaje y comenzarán a saludar a desconocidos al grito de «gracias por venir» o «donde está mi regalo rata asquerosa».

El flaco comeviejas

Sobre gustos no hay nada escrito. Y qué mejor definición para esto que detallar a esos flacos que aman a las señoras de la tercera edad con chapería y pintura en extremo. Las fiestas de casamiento son un momento ideal para que, luego de un par de horas, los colmillos comiencen a salir y la cacería empiece de una vez por todas. Aman a las pendeviejas, con vestidos ajustados que no dejan ninguna arruga y flacidez a la imaginación. Desean sus pelos teñidos, sus pestañas con exceso de rimel y su aroma a pucho – alcohol – puma. Empiezan escondidos en las penumbras hasta identificar al objetivo hasta que luego de un par de tragos se comienzan a tranzar en medio de la pista sin que les importe nada a lo que podría ser tu tía, tu madre o incluso tu abuela.

El grupo de MINITAH

Amigas que en su grupo de watsap no paran de hablar de la Falsa Boda. Desde que se enteraron empezaron a planificar todo. Donde juntarse, desde donde salir y hasta que ponerse. Se esmeran por tener el mejor vestido y los mejores zapatos. Son las mejores amigas forever hasta que llegan a la fiesta. En ese momento se empezarán a fijar más en ellas, en como están arregladas y en que tontera hacen en vez de disfrutar la algarabía y joda. Aman los casamientos pero detestan el cotillón porque TIPO RE GRASA. Les encanta las fiestas de este estilo pero odian los que bailan el trencito porque TIPO RE LOOSERS. Esperaron meses esta boda de nadie pero ni en pedo salen en una foto porque onda que todos los que están presentes GRASAS.

La pareja problemática

Para ellos, la vida es un problema, por ende este evento no podría ser menos, pero deciden ir igual. Ella, desde el momento que él le dijo de la fiesta no tenía tantas ganas de asistir. Problema. Luego él le dijo que no hacía falta que fueran y ella se enojó porque ya estaba seleccionado su vestido entre millones. Problema. Ella le dijo que ir temprano, él quería hacer previa con sus amigos. Problema. Él fue de moñito, a ella le gusta la corbata. problema. Ella fue de enterito, él quería verla de vestido largo. Problema. Él no quiere bailar, ella si. Problema. Ella quiere cotillón, el no. Problema. Él se emborracha, ella no. Problema. Ella se quiere ir temprano, él no. Problema. Generalmente se reconcilian con el polvo post – casamiento hasta que ella quiere arriba, el quiere en cuatro. Problema.

Los que fueron obligados y terminaron en el paraíso

Este tipos de fiestas te pueden gustar o no, pero siempre, siempre pasa que en algún momento te toca ir obligado y tus expectativas son más baja que un pequeño pony. hacen el esfuerzo, ponen cara sonriente y van. Llegan con más ganas de irse que de quedarse. Hasta que la gente que empieza a llegar. Epa. ¿Así que hay comida? Ajám. ¿Música en vivo? Apalalá. Luego de un par de minutos comienzan a sacarse selfies y twittear que es lo mejor que le pasó en la vida. Casi seguro que son los que terminan encabezan el trencito con la corbata como vincha.

¿Te querés ganar un par de entradas para la Falsa Boda? 

Hacé click en el enlace y compartí la imagen en tu muro: http://on.fb.me/1R8jNbL
¡Mañana anunciamos a los ganadores!

ETIQUETAS: