Tres formas de levantar minas sí o sí

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace unos días el Ingeniero Conep nos contaba los 6 motivos por los que había dejado de asistir a los locales bailables de Mendoza y del mundo. Pero fuera de la nota, en los comentarios decía que había una séptima y para mí la más importante de las razones por las que dejó de asistir a los boliches, y era la cuestión del levante.

Si vamos a lo que es, si existe un lugar donde tengas que pagar caro, tomar en vasos de plástico y hacer cola para el baño, pero sabés que tenes minas aseguradas, eso sería el Nirvana. Cuando estás con una minita a los besos, como que te olvidas del entorno, y esos detalles pasan a un segundo plano.

Entonces, como piola bárbaro que soy y una vez más sin la intención de que me hagan otra estatua en ninguna plaza, vengo a tirarle la posta a aquellos que quieren ir al boliche y levantar minas.

Ojo, tengan en cuenta que estos son solo tips, y que las mujeres son personas, con sentimientos, experiencias y un carácter distinto en cada uno de los ejemplares. Esto que significa, que si bien es muy probable que con estos consejos logres levantar, aún así algo puede salir mal. Sin más vueltas al asunto paso a exponerles las 3 formas infalibles para levantar minas.

Forma número 1:

El físico es indispensable. Es obvio que a las minas le gustan los músculos y los hombres fuertes, eso las hace sentirse protegidas. Una vez que estas en el boliche, fichas a la mina que querés levantarte para llevar a tu casa, la alzas con todas tus fuerzas y vas avanzando lentamente.

Consejo: Es recomendable mantener el equilibrio y tener cuidado con las gordas de las 5 am, como que ya saben que son el descarte y últimamente cuando te les acercas se ponen violentas.

Forma número 2:

Trabajo en equipo. No siempre las cosas son tan sencillas y a veces necesitamos a ese compinche que nos haga la segunda. Agarrá a tu mano derecha, y pedile que te de una ayude con la futura madre de tus hijos. Si tenés una amiga mujer también te puede hacer el aguante.

Consejo: Si ves que para levantarte a una mina necesitás más de 3 amigos es mejor que la dejes seguir su camino, o te perderás en una selva de lípidos.

Forma número 3:

Ante situaciones extremas, soluciones creativas. Esta opción queda para cuando ya quemaste las primeras dos formas de levante. Es quizás la forma mas drástica de levantarte a una mina, pero sin sudas que es una de las que proporciona el éxito asegurado. Ya que ni vos, ni tus amigos pudieron con ella, necesitás la ayuda de nuestro fiel compañero Klark.

Consejo: Revisa bien el aceite y los frenos.

Y por último y para que no se desilusionen por haber entrado como chotos a esta nota y no encontrar una solución a su problema de bolas tristes. Les dejo un consejo amigos, si no puedes contra la corriente, deja que te lleve. O sea, si no podés levantar, dejá que te levanten.

Fuente de las imágenes:
historiasdelregatecha.blogspot.com
karmapanda.com
derechoadesconectar.blogspot.com.ar

También podes leer:
Para mí, tiene bigote

El año pasado escribíamos:
Paseo lunático

ETIQUETAS: