Whatsapp: Esclavos de una aplicación

 Muchos festejamos la llegada de los grupos al Whatsapp, algo que hasta entonces era solo una opción del ya anticuado BBM (lo que provoco que muchos dejaran de lado su BB). ¿Qué podía ser mejor que estar todo el día sumergido en una reunión virtual con amigos en un dispositivo que podíamos llevar en el bolsillo?, con el tiempo fuimos cambiando esta opinión.

Pensamos que nunca más íbamos a faltar a una juntada por no enterarnos de ella y que de no poder asistir igualmente estaríamos virtualmente presentes por lo que se escribía o hasta por las fotos y videos que subían. En una noche de boliche llegábamos a conocer hasta el grado de ebriedad de cada uno. A toda hora se podía charlar con al menos un amigo, compartir boludeces y reírse un rato. Útil para organizar previas, asados, fiesturbias, etc. Hasta ahora, la aplicación perfecta.

El problema apareció con el transcurso del tiempo, ya cualquier relación que existiese entre más de dos personas era motivo para crear un grupo de wapp. El numero de grupos de los que forma parte una persona depende de las actividades que realiza o de las personas con las que se relaciona, así apareció el grupo de la primaria, de la secundaria, de la facultad (también puedo tener grupos para cada materia), el de fútbol de los martes, el de fútbol de los miércoles, el de los primos, el del burako, el del candy-crush, y tantos otros grupos pelotudos que creamos o nos agregan. Compartir imágenes y videos ya se volvió algo medio complicado, uno pierde noción de donde venia cada cosa y llega a compartirlas nuevamente en el mismo grupo (lo que implica ser descansado por el resto de los integrantes durante unos minutos), así los teléfonos se llenaron de imágenes y videos, pornos en su mayoría (ventaja según mi punto de vista)

convirtiéndose en una especie de álbum fotográfico de mucha gente.

Tenemos imágenes de nuestros amigos (y no tanto) levantándose, del desayuno que se van a tomar (que obviamente lo suben solo cuando es bueno, nadie comparte un té con dos criollitas), mientras estudian o trabajan, de sus hermosas vacaciones en el caribe mientras uno esta en Mendoza un 10 de enero con 50 grados de sensación térmica, y hasta algunos nos muestran su estado intestinal. El grupo de wapp puede transformarse en una herramienta de depresión y envidia, podes saber que tus amigos están enfiestados en una pileta o que están tomando una birra, pero ya que te suban fotos, videos y audios es un poco mucho, más si no estas con ellos por razones laborales o estudiantiles. ¿Quién no tiene fotos de la novia y hermana de sus amigos?. Wasap es una herramienta útil para empezar o contrarrestar las cargadas vía grupo. Nada me rompe mas las pelotas que se pongan todos a saludarse en la mañana, ¿qué onda estas necesitado de afecto y ni el perro te mueve la cola?

Ni que hablar de la hermosa opción que nos agrego Don Zuckerberg que nos permite ver quien leyó nuestros comentarios y preguntas, y no es culo de responder el muy hijo de puta. Hablar de la doble tilde azul y la última conexión seria tema para otra nota y no viene al caso de los grupos.

Así nos hemos transformado en grupo-dependientes, basta ver a la gente caminar por la calle o manejando un auto para observar el grado de dependencia que nos ha generado esta aplicación. Estudiar con el celular al lado es completamente contraproducente, nos incita cada un minuto a tocar un botón para estar seguro de que no se nos pasa nada en los grupo, cosa que tenemos que hacer porque lo hemos silenciado por un año (gracias a dios nos dieron esta opción, una semana era poco). Llegamos a leer 300 mensajes, ya que no leer uno puede significar no enterarse de algo “importante”.

Ojo che, no todo es malo, hay que ver el lado positivo, todos tenemos un grupito con algunas minitas (o pibitos para las chicas) que nos justaría bajarles bien la caña, y el grupo puede facilitarnos la tarea pasando más tarde al privado. Además, como dije antes, tener porno en el celular nunca esta de más.

P.D.: que nervioso te pones cuando te salís de un grupo haciéndote el importante y se demoran en volver a agregarte.

Escrito por PM para la sección

ETIQUETAS: