Perfume a malvón

De repente el cielo se puso azul, liso, sin una sola estrella. Era una de esas noches claras, donde se ve sin necesidad de ningún tipo de luz extra. Faltaban 5 horas para el amanecer,…