Cabinas redundantes

El 26 de enero de 1985 ocurrió un terremoto en la ciudad de Mendoza bastante singular. Una onda de choque superficial, que afectó a ciertas zonas y dejó a otras intactas. Las ondas sísmicas barrieron…

El Humanero

No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable. Mario Benedetti I Carolina jugaba con las hormigas en la…

El Doctor Washington Morgan

Everything is in your mind. A little fantasy here and there. Everything will be fine! Jimmy Hendrix No podía dejar de pensar de que era un mitómano. Lo miraba cuando hablaba, y todo en su…

Paulina

Abrió los ojos con ese dramatismo singular típico de ella. Típico de los artistas, diría yo. Corrió las cortinas de lino y una Florencia bulliciosa la saludó; adoraba con locura esa ciudad pero el rumor…

Apoteosis de un Dios

El gran abucheo es mil veces más fuerte, más poderoso, más noble que la gran apoteosis. Los admiradores corrompen. Nelson Rodrigues La vista era la más maravillosa que en su vida pudo apreciar, parecía un…

Fiesta

La Fiesta de las estrellas; con mi pelo mojado yo me encuentro a alguien. Hashimoto Takako Fiesta de frutas; fiesta de lunas; fiesta de selvas bajo el Ártico; fiesta de la Sinfonía Fantástica. Tu pelo…

Deseos reprimidos

Pegué un portazo y huí furiosa. Me subí al auto sin saber qué rumbo tomaría. ¿A dónde va una mujer que huye de su casa un viernes por la noche? Por seguridad decidí tomar en…

Tardesita sinestésica

¡Qué tranquilidad violeta por el sendero de la tarde! J.R. Jiménez Sé de una figura retórica que consiste en darle a una sensación un sentido que no le corresponde, como la tardecita misma que cierra…

Querernos porque sí

—¿Sos feliz, Lola? —me preguntó Matías mientras untábamos unas papas en salsa de palta. —¿Ahora? ¿Si soy feliz en este momento? —No. Aunque también. Pero me refería si eras feliz en tu vida. —Eeeh… no…

Angustia

Las palabras surgían como manantiales, a raudales de mis dedos, feroces, punzantes, justas y perfectas. Compensaba su ausencia con ellas, llenando todos los recovecos de mi habitación y los pliegues de mis sábanas solitarias. Cualquier…

Desorden

–Hemos quedado en reordenar tu habitación, te recuerdo. –A disgusto. –No sé, pero hicimos un trato. –Sigo sin entender ese trato. Vamos a ordenar lo que va a desordenarse rápidamente. Qué obtendría yo... –Muchas cosas,…

Gallito

“La peor jaula es la que no muestra los barrotes” Anónimo, Grafiti en la pared de un centropenitenciario, Ciudad de México Siempre tuve prohibido acercarme al fondo del patio. Éramos pocos en la casa de…

Confusión

Mi existencia se guió por barcos en confusión amotinados de proa a popa. Bob Dylan. Yerba caduca, gris óxido; el placer del papel en blanco que se deja murmurar. Átomos viajan por el éter, rompen…

Abel, ¿y el práctico?

¿Cómo le digo a la profe que otra vez no pude terminar el trabajo práctico? No tengo excusa. Hace ya tiempo que se lo tenía que entregar. Dos semanas. La profe es buena y todavía…

Lo que quería

Me llamaron por mi nombre y me senté frente a un escritorio donde un hombre de guardapolvo blanco detrás de una lámpara me propuso lo siguiente: —Si yo te doy una pastilla cuyo efecto dura…

Pluma suelta a tres personajes

Jorge El poder más grande lo tiene el poeta, dijo Jorge. Jorge se caracteriza por ser un panqueque. Jorge no entiende de causas de origen liminal ni tampoco distingue una filmina de una diapositiva. Jorge…