Palabras de un gorrión confundido

«¡La siesta ya está cerca!», el Sol lo gritaba. Los ocupantes de un bar cualquiera terminaban de rumiar el almuerzo y comenzaban una corta e intensa sobremesa. Un corral de tertulia. Los temas de conversación…

La razón (el Posreformismo)

El que lee se prepara para conocerse. Conozcamos nuestros deseos. Los deseos del ser humano son conflicto: El conflicto prevalece porque nos divierte. Nos divierte imponer, mandar, disponer, gobernar. Nos divierte el aplauso que recibimos…

Qué día gris: un niño perdido

Qué día gris. El cielo gris; el blanco de las casitas del pueblo se mancha de gris. Chispeaba el cielo unas gotillas grises, ahora llueven riachuelos por las calles, por el campo y los cañizales.…

¡Zurullos, vendo zurullos!

Vengo de visitar mi patrimonio, en el cual he visto un cúmulo de zurullos malolientes, podridos todos, echando vapores excrementales. Hoy he ido a mi restaurante preferido, un chino, con una larga cola de reos…

El Posreformismo

El señor de Avellaneda viene bajando la calle, pues es hora de tertuliar en el bar y tiene ganas de soltar voces y quejas. Cojea del pie derecho y arrastra el brazo diestro, maldades de…

Entre puros y coñac

Los señores se quedaron en la sala, espatarrados como mujeres en parto, hartos de comer, la panza a reventar y los intestinos cansados de procesar tanto todos los días. Algunos piden taburetes para poner los…

Pena de existencia

De la lógica han surgido las afirmaciones más básicas de nuestra naturaleza. Una de ellas, la de Descartes, que dijo «pienso, luego existo». Y yo, que pienso y por lo tanto existo, he querido usar…

Cuando yo era feliz

Cuando yo era feliz, hará unos 6000 o 7000 años, moraba yo en Madrid. Era una villa grande, tierra de todos, rodeada por una muralla que protegía al arte de la vanidad. Tenía un apartamento,…

La catedral gótica

Si Leopoldo Alas Clarín estuviera hoy conmigo, la relación de este sueño se haría precisa y gráfica, por ser él un realista y natural y un experto en la descripción de ciudades y edificios, ¡tan…

Autocompasión, ¡cosas de…!

Por culpa de Larra yo soy un esclavo de la meticulosidad. Desde que empecé a leer sus artículos y sus profundas filosofías, mi escribir se convirtió en un tormento de continua imperfección. La prosa de…

Amanda: Muerte y comedia

Amanda se contentaba con ser pobre y no mendigo; en su presencia no había desperdicio en el comedor, todo entraba por su boca, lo de su plato y lo de los demás. La naturaleza no…

Improvisaciones: Escena 1

Nones; ese hombre perdía la razón a cada palabra mentada. No había remedio para una locura así; ese hombre, terminaba toda fiesta. —Repito, mantengo y reitero. ¡Esto es asín! —y el «asín» lo hincó en…

Parto de óbito

Parto de óbito Hablan las ranas y lo grillos, Hablan que ha anochecido La mujer vestida de manila, Se ha salido del camino Los grillos le crían nanas, Las ranas le croan ríos Le hacen…

Sin culpa, no eres nada

La culpa es una cosa esotérica. Me pregunto muchas cosas sobre la culpa; ¿nacemos con ella? ¿La aprendemos? ¿Es una verdad falsa o una verdad verdadera? No sé. Siempre que nos topamos con una cuestión…

¿Por qué no…?

No hay ser humano que respire el oxígeno bajo la atmósfera de esta tierra que, alguna vez, aunque sólo sea una sola, no se haya preguntado, ¿por qué? Ni habrá persona sobre la faz de…

El patriotismo, nuestra defensa

Discurso hoy para aquellos huérfanos voluntarios que viven en la península ibérica, en un espacio destituido de nombre, entre las fronteras de Francia, Portugal, Andorra y, por poco se me olvida, Inglaterra; algunos atrevidos, osan…

David Moraza por David Moraza

1 - ¿Cómo conociste el Mendo? Tengo yo un buenísimo amigo mendocino, Leandro Joel Pettino. Los dos solíamos vivir en Provo, Utah, ciudad de la que Leandro ya se ha liberado para instalarse en otra…