La mudanza

No pudimos poner los muebles en su lugar. Todo estaba apilado contra las paredes, la ropa en bolsas en el suelo, las cajas, y la basura que se iba juntando: envoltorios de comida, colillas de…

El cerro

El tipo llegó apurado a la terminal de La Dormida y le dijo al que iba delante que sacara boleto para el cerro. El colectivo paró diez minutos en la terminal, antes de hacer el…

El infierno de Butel

Butel tenía dos libros de cabecera: uno de Oliverio Girondo, en el que releía en especial un texto que hablaba de la mujer de Girondo, que tenía el defecto de hablar en voz alta y…

Tres segundos (segundo tres)

El segundo segundo pasó, y la locomotora estaba ya encima de todo su cuerpo. Habida cuenta de que en el primer segundo Róber experimentó casi de forma mística la proximidad de Dios, ese rayo fundido…

Tres segundos (segundo uno y dos)

El Róber se acomodó los auriculares mientras caminaba. La música era -por la acordeona del vallenato- como el lento trotar de un caballo. La música, será que es eso: un caballo que trota y no…