Dínamo en estado primitivo presenta a Desastrónomos

Bienvenidos a una emisión más de DEP o Dínamo en Estado Primitivo. Estos son tiempos difíciles, complicados y hay que cuidarse uno mismo para cuidar a los demás, hay que estar en casa, hay que lavarse las manos, hay que ser mejores personas para salir adelante.

Ahora disfrutemos de las cosas lindas que nos da la vida y una de ellas es la música de Desastrónomos. Vamos con una pequeña entrevista.

¿Qué es Desastrónomos?

Desastrónomos es una banda integrada por gustos heterogéneos dentro de la música, diferentes generaciones, pero con una búsqueda que puede perfilarse por el uso permanente de texturas, generación de ambientes sonoros. También poesía, un poco de actuación desde la voz, el paseo por géneros sin tratar de etiquetar nada. Coincidimos en una cierta oscuridad o profundidad de la música, como si se pudiera comunicar lo inevitable, abriendo a la interpretación y a la escucha de cada quien el significado de las letras o las canciones en su conjunto.

¿Por qué ese nombre, de dónde proviene?

El nombre surge en una charla, probablemente un asado, una juntada, donde quien era pareja del bajista, zampa ese nombre al trío que ya se había conformado, con guitarras más, un poco antes. Eso provocó mucha risa, porque algo al parecer “cerró”. El hecho de haber compuesto música original para una obra de teatro fuerte, es un detalle interesante. En ese momento, eran un trío de música instrumental que había generado un sonido para retratar estados, para construir una escena. Probablemente el desastre haya estado presente.

¿Quiénes son los integrantes? ¿Cuáles fueron sus inicios?

Los integrantes originales son Fabián Castellani en bajo, Darío Castellani en guitarra y Ariel Pedra en guitarra. Graban LÁGRIMA DE PEZ en 2013 y para su presentación invitan a Gastón Cirvini para sumarle baterías. Se consolida como cuarteto y comienzan a moverse en vivo cada vez más. En 2015 entro yo, Cecilia Salinas a cantar, después de juntarnos a zapar y prácticamente cerrar un tema a los pocos días. Solferino fue el primer tema en el que me sumé, lo compuse en inglés y aunque la idea general era usar nuestro idioma, fui alternando ambas lenguas para componer. Poco después de que grabamos en 2016 el disco SOLFERINO, Ariel se retira de la banda e ingresa Álvaro Alaniz en guitarra, también trae el piano y una batería de efectos para la guitarra, como las que ya usaba Darío.

¿Cómo es hacer música en cuarentena? ¿Ensayan por wasap, no se ven las caras, cómo hacen?

Esta cuarentena nos agarró cerrando el tercer disco PIEL PARTIDA, grabado en 2019, mezclado y masterizado a principios de 2020. Así que mucho chat, algunas llamadas por video, escuchar las últimas mezclas, los masters, tomar decisiones en conjunto. Por un lado queremos juntarnos, vernos de nuevo, ensayar y tocar. Pero también es un tiempo de descanso. Cerrar un disco, una de las experiencias más alucinantes que conozco, también te deja un poco de cansancio. Has escuchado las mil variantes de un tema, desde la preproducción hasta el master, pasando por todas las posibles mezclas y tenés ese camino por delante en el que hay que hacer más, hay muchas ideas dando vueltas. Ahora se viene lanzar ese disco en estas circunstancias, comunicarlo, moverlo, ver qué pasa ahora, desde las redes, con tu trabajo.

Hablanos, por favor, del último trabajo “Piel Partida”

PIEL PARTIDA es un disco que surgió de los cinco que somos en la banda. Anteriormente, en lo personal, había puesto letra a composiciones preexistentes, ahora estaba trabajando en la forma, en la intención, junto con los demás. A veces era darle mucho tiempo a algo que alguno traía de su casa, un riff, una imagen, unas estrofas. Otras, era jugar sobre ritmos, bases y ese impulso cinematográfico que surge muchas veces, o la presencia juguetona del tango, o los tintes del jazz o el rock de los noventa. Cada quien con su bagaje. Las letras tienen mucho de lo vivido en ese momento. El pánico, la búsqueda de un sentido, el enfrentarse cada une a cosas nuevas, en sus vidas y en nuestra banda. Nos parece en general más rockero que el anterior. Tuvimos muchas charlas y trabajo con Diego Álvarez, nuestro productor estético y el oído, el trabajo y la compenetración de Andrés Cecarelli, que abrió un espectro sonoro que deseábamos en estas canciones. Los planos y las texturas que tanto nos gustan han sido trabajados a lo largo de todo el proceso, que culmina con el trabajo de masterización de Omar Duarte y el resultado nos gusta muchísimo. La letra del tema Piel Partida es una versión de un poema de Araceli Arreche, una gran poeta de Buenos Aires que nos acompañó en un toque en la Feria del Libro, hace unos dos años.

¿Cuáles son las bandas que los inspiran?

Creo que hay mucho que nos inspira, desde muchos lugares, géneros y épocas. Algunas postas son Portishead y PJ Harvey y hemos incluido versiones de sus temas en nuestros toques. A veces Darío me dice que hago cosas con la voz que le recuerdan a CocteauTwins y yo me emociono mucho. Hay tango, moderno y jazz, como dije antes, pero también Primus, trova uruguaya, Pixies, ritmos latinoamericanos…

¿A la ciudad de Mendoza qué le falta para ser más rockera?

No sé si había pensado en la falta de rock. Las épocas van cambiando y recuerdo cuando iba a ver bandas en el 99 o arrancando el 2000, todos los fines de semana, los que tocaran, donde tocaran. Creo que el rock muta y también los circuitos. Creo que en Mendoza hay de todo. Quizás no veo grandes riesgos musicales o mensajes muy contundentes, pero puede ser que no conozca del todo el circuito, aunque escucho y veo bandas nuevas. Mucho de lo que falla en este crecimiento tiene que ver con una coyuntura cultural que no favorece la amplitud de espacios o espacios que si sobreviven, lo hacen a costa de cobrarle a les músiques.

¿Qué bandas no escuchás ni escucharías nunca?

Hay miles de bandas que no escucho sólo porque no han llegado a mí. Hay otras que no elijo en mi playlist de la vida porque me resultan repetitivas, que reciclan fórmulas, que son oportunistas frente a temas tan profundos como la lucha feminista, las condiciones sociales y culturales flojísimas en las que vivimos o que no intentan profundizar en nada. Las modas se agotan rápido en tiempos febriles de la red, entonces no suelo escuchar cosas “de moda”. No elijo el producto que es más pose que mensaje y eso está acá y en todos lados.

Acá abajito les dejamos el link del canal de Youtube para que se suscriban y disfruten.

También acá abajo les dejamos el link de la nube de sonidos:

Ahorita, para estar a tono con los tiempos que corren, les dejamos los link de sus redes sociales.

Esto ha sido todo por el momento, les recordamos que si quieren salir en el segmento no tienen más que comunicarse al mail [email protected]

Dínamo en Estado Primitivo es realizado por:

Fernando Bocha Monetti en Producción Periodística y macramé.

Adrián Toto Monetti en Edición, Producción y bordado a mano.

Richard Bomur en Edición Final y Tafetán brillante.


ETIQUETAS: