5 clases de hombres a evitar después de la cuarentena

  •  
  •  
  •  
  • 97
  •  
  •  
    97
    Shares

El mes pasado les hice entrega de una exquisita y utilísima lista de las 5 clases de mujeres a evitar después de la cuarentena. Luego de un par de semanas y después de decenas de puteadas recibidas, me siento con la presión de realizar la lista antagónica.

No es justo que sea yo quien traicione a mi gremio, lo lógico hubiera sido que una mujer me contraatacara defendiendo a su sector, pero bue’, no fue así…

Les dejaré, más que nada por compromiso, una lista con las 5 clases de caballeros a evitar después de esta penosa e inagotable cuarentena.

1) Los de más de 40

Si usted señora-ita es abordada por un viejardo choto de estos, no le hable, no lo mire, no lo escuche, estos individuos sólo quieren saber si todavía están en estado físico-mental de conquistar una dama, si todavía mantienen esas condiciones y habilidades para el levante que los distinguía cuando eran pendejos. Ellos no buscan nada serio, sólo alimentar la paupérrima autoestima que les queda.

Llevan casados más de 20 años y son sumisos, dóciles, predecibles y aburridos.

Se hacen los cancheros por las redes pero cuando hay que ponerla de verdad arrugan como nadie.

Pero lo que más los perjudica, es que son personas en edad de riesgo , sus salidas a una cita romántica depende del estado del tiempo, si hay viento zonda, chequear en las noticias cuantos contagiados hubieron las últimas 24 horas, si tiene controlada la presión arterial, etc.

No quiero detenerme mucho en esta clase de caballeros porque si continúo los perjudicaría cada vez más.

Ni se le ocurra.

2) Los Millennials

O generación «Y», se les llama así ( muy inteligentemente) porque son los siguientes a la generación «X» y anteriores a la «Z». Son narcisistas, malcriados e impacientes, esta cuarentena no los perjudicó en casi nada porque ellos teniendo un celular (regalado por la tía) con conexión a internet (que sus papis pagan) están satisfechos.

Creen que son merecedores a grandes expectativas pero no les gusta trabajar, no agarrarán una pala aunque se estén muriendo de hambre.

No les interesa una relación seria con una dama y son adictos a páginas pornográficas.

Como no sudan se bañan poco.

Altamente tóxico para una mujer que quiera formar una familia con varios hijos, perros, casa con patio grande con Pelopincho y algunas gallinas.

No saben hacer asados y menos aún retroceder un cassette con una lapicera, no quiero decir que ésas son actividades muy necesarias, solo pretendo que usted señora/ita sepa que no tienen capacidad mínima de supervivencia.

Si alguna situación de emergencia o peligro sucediera en sus casas (que ojalá nunca ocurriera) son poco probable en poder resolverla porque sus primeros instintos son de buscar soluciones en YouTube.

Mínimamente recomendable.

3) El futbolero.

Esta clase de hombres son especiales, porque tienen su lado negativo camuflado. Son mimosos, sinceros, laburadores y familieros, pero cuando el fulbo se cruza en la relación ellos ya tienen definido de qué lado posicionarse.

Tantos días transcurridos sin ése maldito deporte que son como el barco de Beirut, un peligro inminente a estallar.

Serán dóciles al principio pero cambiarán sus personalidades y pensamientos más rápido que el diputado José Luis Ramón de Protectora. La cuarentena lo ha marcado mucho al punto que la dejará plantada en una cita hasta por un partidito de fútbol 5 en el barrio aún cuando él es suplente en ése equipo loser y pedorro.

Si el caballero es de Las Heras o Maipú se agrava el diagnóstico ya que en esos departamentos los fulbitos ilegales están a la orden del día, usted sería «la segunda» y que usted ostente ése mote sería horrible y vergonzoso.

Poco recomendable.

4) El artista

Primero habría que ponerse de acuerdo quienes entran en esta categoría, ya que cualquier gil que hace un cuadrito muerto de frío ya se considera un pintor por ejemplo.

Nos vamos a concentrar entonces en los que se creen artistas pero no les da ni para comer. Ahí tenemos a pintores, dibujantes, escritores, escultores y hasta bailarines por decir algunos.

Esta pandemia casi los ha eliminado, los espectáculos públicos y concentraciones de personas han sido prohibidas.

Son de carácter débil, lloran todas las noches y tienen gatos. Una mujer estaría en segundo plano ya que ellos son tan egocéntricos que desean un aplauso antes que el cariño de una dama.

Quieren vivir de su profesión pero no tienen talento ni futuro y siempre están de mal humor porque creen que nadie ve la realidad desde su equivocada perspectiva.

No pierda tiempo.

5) El fachero

Tienen más mujeres esperando que planeros por cobrar la asignación a la salida del banco, muchas de ellas han violado la cuarentena para estar con él al menos unos minutos a solas, recibe constantemente sensuales videos de sus admiradoras en su celular y es tal la demanda por esta clase de hombres que reciben mensajes por todas las redes sociales y correo argentino inclusive. Es divertido y canchero pero no es apto para una relación mínimamente seria, le gusta coquetear con todas y si usted es celosa no lo soportaría.

Queridas amigas, después de descartar estas 5 clases de hombres y sabiendo que en Mendoza hay 2,87 mujeres por cada hombre lamentablemente para ustedes no queda mucho para elegir, lo que me hace recapacitar y advertirles que no tomen mi lista muy seriamente. Pero sí les puedo llegar a aconsejar algo que creo que será más útil:

Déjense llevar por su temperatura corporal, chau.

ETIQUETAS: