Análisis de grasitud permitida, (por El Mendoluotudo), cualitativa y cuantitativamente, en gustos musicales.

PRIMERA PARTE PARA HOMBRES:

Antes de empezar exigimos una sinceridad absoluta, no te pongas escusas pajeras a vos mismo, no todo lo grasa que hacés, tenés, consumís, etc. etc. tiene una excusa, muchas veces es porque si nomás. No te engañes con que el CD de Sergio Denis  lo tenés porque se lo olvidó una mina en el auto, ni tarareás la cumbia esa de “Pibes Chorros” porque se te pegó en la cancha.

Si estás dispuesto a analizarte con la misma sinceridad que exige un cura para salvarte del fuego eterno, o un psicoanalista para decirte que sos normal, seguí leyendo.

LATINOS: El Mendolotudo determinó, que el “genero” Latinos es grasa por antonomasia, no hay más excepciones que las que nombraremos. En éste, encuadramos a todos los grasitas que cantan en español. Para ejemplo citamos: Shakira, Chayane, Thalía, José Luis Perales, Enrique Iglesias, Christian Castro, Sergio Dennis, etc. etc. etc. etc. etc. etc. y así hasta el infinito y mas allá.

No hay razón alguna para no querer matar a todos éstos (y a los que no hemos nombrado), escuchar su nombre nomás debería darte arcadas. Creemos que un “Nuevo Orden Mundial” de verdad, debería comenzar por la ejecución pública de Emilio Estefan. Veamos algunas particularidades en cuanto a música grasa se refiere

Sandro: Super excepción a la norma, desde el Mendolotudo lo idolatramos, no solo te debe gustar, deberías tener toda la discografía del Gitano y estar dispuesto a cagarte a trompadas por defender su memoria, está permitido lagrimear cuando al vieja dice “La herencia es para…………………..Muchacho”, en la película.

Cacho Castaña: Se debe admirar a Cacho, tanto por su obra como por su leyenda de galán, en el Mendolotudo, nos emocionamos con los tangos y casi toda su obra, solo ponemos algunos reparos en cosas como “La carpa del amor” y similares, pero estamos seguros que eso no pasará a la historia y si lo hará “Garganta con Arena”,  “Ojalá que no puedas”, “La Gata Varela”.

Nino Bravo: Se permite solo el Disco “Grandes Éxitos” o algo así y escucharlo no más de una vez cada dos meses. En esa ocasión, si estamos solos podemos acompañar a Nino, intentar llegar a sus tonos y al no llegar murmurar “Que hijo de puta…”. La mejor canción para hacer eso es “América”, si de pedo te cruzás con la versión de David Bisbal, debés vomitar en el acto y jurar buscarlo hasta encontrarlo y matarlo.

Luís Miguel: Se permite únicamente su CD “ROMANCE”, pero a diferencia del punto anterior, no se puede escuchar a solas, solo con una mina al lado.

EL TANGO: En el Mendolotudo creemos simplemente, que quien desprecia al tango, debería agarrar dos ladrillones de segunda y aplaudirse los huevos un rato largo.

BAILANTA, CUARTETO, etc. etc.: Nada, ni bosta. Escuchar eso en cualquier versión es motivo de escarnio y desprecio Mendolotudo. Ojo con decir  “Para la joda está bueno” o algo así, porque si estamos cerca no te dejamos terminar la frase y te bajamos los dientes, por grasa no asumido. Si querés ser grasa selo, pero no te excuses, hacete hincha de Huracán Las Heras, tomá tetra y votá a los peronistas, pero no te justifiques pimpollo.

FOLKLORE: Casi podríamos decir que con la disolución de Los Chalchas, desapareció el folklore respetable. Seguirán cantando los Larralde, pero no ha aflorado nada nuevo, ni saldrá, que pueda llamarse folklorey la culpa la tiene los hijos de un tren de carga lleno de containers de putas de Los Nocheros. Los Chalchas los invitaron a cantar juntos en la despedida, les dejaron un legado y los muy culiados se lo pasaron por el otro y se mariconearon para emocionar peruana o dominicanas, les falta hablar de tu a esos engendros ingratos.

Habiendo hecho la catarsis, largamente demorada, seguimos.

Los Chalchaleros: No solo se deben tener muchos CDs de ellos, se debe tener el DVD de la despedida, hay que saberse de memoria varios de sus clásicos y no se puede dejar pasar mas de quince días sin escucharlos  o da síndrome de abstinencia. Si no te diste cuenta es el punto de encuentro con tu viejo y/o con tus hijos.

Facundo Saravia: No lo mandamos a la reputa madre que lo parió por respeto a Juan Carlos, pero un pajero que escribe “Después del resplandor” merece nuestro desprecio, ¿qué es eso de hacer una zamba en contra de las drogas?, ¿qué te fumaste Facu?. Casi peor es  “Si de cantar se trata”; desde cuando alguien necesita que un choto le dé ánimos para cantar folklore, el pibe que le da a su guitarrita criolla en su pieza a escondidas de los amigos rockeros, no necesita un cara de cura que le diga, animate. Ese pibe ya se animó gil y sin tener a Juan Carlos Saravia de padre.

Los Nocheros, Abel Pintos, Jorge Rojas, Luciano Pereyra, etc. etc.: Todos juntos le piden ropa a sus madres y se disfrazan de la puta que los parió.

Los del Suquía, Los 4 de Salta, Los Tucu Tucu, Los Fronterizos, etc. etc.: Todos merecen nuestros respeto, por el solo hecho de cantar antes que aparezca la epidemia de Nocheros y pajeros similares.

Soledad: Se puede tener un disco de ella, de antes que se volviera pelotuda, de cuando revoleaba el poncho y cantaba con Natalia. De ahí en adelante esta reprohibido. Ese disco se puede escuchar una vez al año.

Mercedes Sosa: Se la venera y se le permite todo, pero todo, hasta cantar con el pajero de León Gieco más de una vez.

ROCK BARRIAL (Rock Chabón, Rock de Garage, Aguante, etc. etc): Hijos de puta, vayan a estudiar, la música no son cuatro acordes, un par de gritos y darle al pedalito del distorsionador. Prohibido escuchar a ninguno de estos gusanos.

HEAVY METAL: Desde el Mendolotudo reconocemos el virtuosismo que en general impera en el ambiente del Heavy, pero papi, escuchálo solo, no rompás las pelotas y no te disfraces; no sos un guitarrista de heavy, sos un choto que tiene que buscar laburo, cortáte las mechas, báñate, sacáte las tachas y sé un tipo digno, si querés en tu cuarto matate con la musiquita, pero no es un estilo de vida, son discos choto.

Nos quedó mucho que queda para la próxima, como adelanto te digo que hablaremos de ¿Por qué esta bien escuchar Village People y no ABBA?, ¿La música clásica es plomo o no?, ¿Y la ópera?, ¿Por qué a cada pelotudo que intenta hacer fusión lo queremos matar?. Y mucho más. Ahora pasemos al análisis para las minas.

SEGUNDA PARTE PARA MUJERES:

Los permisos para ser grasa están directamente relacionados con el tamaño de las tetas.

Si tenés dos cabezas de enano, te permitimos tararear a Juán Ramón y te acompañamos y te festejamos.

Si por lo contrario, tenés un par de limoncitos de los verdes de hacer caipirinha, ni tu opinión, ni tus gustos nos interesan, ni aunque tengas un postgrado en el Mozarteum de Salzburgo.

Su consulta mientras tanto no molesta, pregunte y se le responderá.

También podes leer:

Mariana Silvestri nos canta sus Tangos en el Alma

ETIQUETAS: