Dime que ropa interior usas y te diré quién eres

 Nuestro aspecto externo puede hablar un poco de nuestras personalidades, conservadores, osados, hipster, hippie o sin gusto (cero interés por la estética). Pero la ropa interior, la primera piel después de la que Dios nos dio, es la que realmente nos vende tal cual somos.

Hombres

Slip

Típico de los ’80. Estás fuera de onda, no te importa la moda bajo ningún aspecto. En cierta forma conservador, por eso elegís algo apretadito, que mantenga todo asegurado. Si estás entre los 35 y 50 sufriste un trauma en los ’80, por lo cual te tornás temeroso a los cambios bruscos en tus estructuras cotidianas ya hechas rutina. Te gusta el Rock Nacional. Es el preferido de carniceros, plomeros, colectiveros, taxistas y albañiles.

Boxer de Lycra con Elástico

Te sumás al movimiento “alto cumbiero”, generalmente no usás cinturón y ante cualquier agachada se te ve el inicio de la línea del upite. Esto marca tu falta de sentido de la estética. Vas más por el lado de la comodidad. Generalmente esta prenda es usada por jóvenes Nac & Pop que no trabajan ni estudian y les llega un plan de arriba. Los Boxer te los compra tu mamá. Si trabajás, lo hacés en un empleo de sueldo modesto, cadete de oficina, empleado de comercio, celador de escuela, enfermero o cuidacoches.

Boxer de Algodón

El algodón es elegancia y estilo. La comodidad acompañada con moda es tu prioridad. Es la prenda elegida por jóvenes empresarios y profesionales. Exitoso con las mujeres. Sos la envidia de tus amigos de la infancia porque lograste todo lo que soñaban mientras se largaban del tobogán de la plaza. Solteros con departamento y auto. Fiestas electrónicas son tus preferidas. Los gay que no se les nota usan esto.

Boxer de Tela con bragueta abotonada

Te levantás a las 6 am sea invierno o verano a baldear la vereda porque tu señora te domina. Te quedaste en el sueño de la apertura económica de Martínez de Hoz o la Revolución Productiva de Menem. Ya tenés el culo caído y sos de los viejos verdes que no disimulan la mirada ante el paso de una cola juvenil. Le tirás onda a la chica nueva de la panadería (te aviso que se cagan de risa de vos en la cocina). Los domingos con el traste aplastado mirando TV y tomando vermouth te caracterizan. Palito Ortega y Cacho Castaña están entre tus gustos musicales. Estás por jubilarte como empleado público o pinche de un gremio.

Calzoncillo Largo

Te encargo el olor a huevos si pasa el 10 de agosto y los seguís usando. Peronista hasta el tuétano. Te gusta el folclore de los Quilla Huasi, Los Fronterizos, Cafrune y Los Tucu Tucu. Seguís creyendo que la solución de este país es esa mezcla de Patria Peronista y la vuelta de los milicos, típico de peroncho. Tu señora se cansó de gorrearte y la perdonaste. Sabés que a veces se encuentra con el amante pero te la bancás por acostumbramiento.

Suspensor

Gay pasivo. La prenda elegida por los estilistas, podólogos, conserjes de hotel y actores. Te gusta la longaniza española. Sos sumiso y perdés en todas las discusiones. No te gusta el bullicio, Tenés solo amigas mujeres cuarentonas solteronas. Vivís con tus padres y nunca terminaste una carrera. Te gusta el reggaetón pero a nivel Tinelli, con mucha pose y pirueta.

Zunga

Viejo choto de los ’90, extraña sus viajes a Miami, ahora se conforma con Chile y las Termas de Rio Hondo. Sale a correr todos los días y le entra duro a la cama solar. Separado, tu mujer tiene gusto por los pendejos y ascendió en su trabajo.

Mujeres

Hilo dental con accesorios

Te gusta la corneta como el agua, te rascás a dos manos. Frecuentás bares y boliches de moda, soñando con un marido millonario. Terminás en la cama de cualquier pescado porque no sabés tomar, y a la segunda copa de champagne ves lindos a todos. Preferís los domingos en tribunas futboleras y las picadas de autos. Tenés pocas amigas porque todas se cansaron de sostenerte la vela y por miedo a ser “la amiga gorda y fea de la putita”.

Colaless

Veinteañera que aún no descubre los placeres del buen sexo, estás experimentando. Solo ha tenido un novio. Priorizás las salidas con amigas y los restaurantes de precios módicos debido a tu sueldo básico del primer empleo.Vivís con tus padres y hermanos guardabosques. Sos tímida y tenés grandes proyectos por concretar. Te gusta la música pop.

Vedetina

Pasaste los treinta y no querés asumir los cambios en tu cuerpo. Se te pasaron los 20 en un abrir y cerrar de ojos y no lograste más que una carrera incompleta o un trabajo que conseguiste por un pariente. Tus fines de semana se reparten entre películas en la cama con un paquete de Surtidas y salidas a la montaña con tus viejos y tus hermanas. Vivís haciendo dieta y sos insegura en la toma de decisiones. Vas a talleres de teatro y soñás con el amor de tu vida todos los días.

Culote

Sensual y divertida. Caes bien en todos lados. Te gusta la vida sana, los animales y a veces ir a misa. Nunca te han visto borracha, aunque te mandás tus cagadas pero muy a callada. Solo tu mejor amiga sabe que te fumás un porro de vez en cuando. Amante empedernida de la lectura. Sos un poco psicóloga de tus amigas. Elegante, excelente gusto por la moda. Te hacés notar en un lugar cuando entrás. Sos un poco orgullosa. La preferida de tus padres.

Trusa sin pierna

Cuarentona y solterona. Te matás con cuanta dieta sale en revistas feministas de poca tirada. Te encantas los programas de chusmeríos. Casinera y jugadora compulsiva de canasta. Te echás un polvito dos veces al año con un ex novio de la adolescencia que está casado y tiene hijos, tenés código y no lo sabe ni tu mejor amiga. Nunca cambiaste de trabajo. Vas todos los domingos a pasarlo con tu mamá.

Trusa Con Pierna

Sos Monja o vas directo a eso. No vas a coger nunca. Y si por un milagro llegás al momento de consumar, al tipo se le baja de aquí que te desvistas.

Trusa Tubular

Cincuentona con el chocho caliente. Sos de las que no se queda un finde en su casa, salidora como pocas, después de un matrimonio frustrado largaste la chancleta y te bajás cuanto muñeco se te presenta. En la semana ni salís de tu casa, inventando pócimas contra la vejez, fanática de las compras de pelotudeces por catálogo. Tus hijos no te saludan en la calle por vergüenza. Sos la oveja negra entre tus hermanas. Te conocen en el barrio como gato viejo, generás toda clase de comentarios cuando salís de la despensa. Te chupa un huevo.

Combinación/Enagua

Jubilada de algún cargo en la administración pública. Reventaste la Argenta a escondidas a penas te la dieron. Conociste solo la de tu marido. Engañarlo era demoníaco. El no hizo lo mismo, conocido cliente de puteros ya clausurados. Una mujer dominada y sin toma de decisiones, hasta la lista del súper la hacía tu esposo. Cocinar, limpiar y trabajar tus únicas dos obligaciones. No conociste el romanticismo ni lo que son las vacaciones fuera de la provincia. Tus sueños de juventud jamás se cumplieron, odias a tus padres por elegirte la persona con la cual debías casarte.

ETIQUETAS: