El mendolotudo y las fiestas

Como buenos mendolotudos cerrados y apáticos como somos, compartimos además de muchas cosas a nivel global, ciertos tipos de características fiesteras. He aquí un pequeño análisis de las mismas.

Siempre, pero SIEMPRE llegamos orgullosamente tarde, como si tal hecho nos acreditara como grandes rockstars locales. Te citan a las 9 y tipo 10 30 estas saliendo de tu casa…y te chupa un huevo el hecho de que aun tenes que pasar a buscar al Cholo y al Gordo que viven en el culo del mundo.

Nunca confirmamos asistencia ni definimos nada claro. Te haces el rico, tiras excusas tipo “dejame que vea y te aviso” y aunque hallas decidido desde el martes que es lo que vas a hacer, hasta las dos de la mañana del sábado vuelteas para  hacerlo.

Aunque nos jactamos de que nos rompe las bolas ver siempre a la misma gente, nos encanta ir al cheboli a hacer sociales. A tal extremo que en verano cruzamos la cordillera para seguir viendo las mismas caruchas de siempre.

Dadas nuestras ya mencionadas características sociales, es imposible negar que nos encanta el puterío, y nada mejor para esto que encontrarte gente conocida para que al otro día den soporte a tu nuevo chusmerío de cuarta.

El mendocino fiestero se las da de liberal, pero como buenos conservadores, nos adaptamos a las estructuras: nos bancamos el limite de edad y el limite horario… ¡pero nos encanta!

A la minita mendocina le encanta ponerse ese vestidito que se compro en la Arístides por el módico monto de un ojo de la cara (y que se supone que es el ultimo grito de la moda) pero al llegar a la fiesta se encuentran con que 3657,8 minitas pensaron igual que ella, y parecen uniformadas.

El chaboncito mendocino se la da de macho pistola que va al bailar con lo primero que encontró, pero elije su atuendo casi con tanto detalle como su hermana.

Mientras en el resto del país escuchar “la Champion” es lo mejor de lo mejor, en los mendoboliches es sinónimo de grasada. Se aparenta una ficticia admiración por la peor resaca de la electrónica comercial yankee, pero en el fondo todos se mueren por mover las cachas al ritmo del ¡tch tch tch tch!

El menduco tipo no toma otra cosa que no sea ferné, campari o porrón o si la economía te da un toque mas como mucho compras un vinacho… pero jamás pedirías algo fuera de lo que marca la tendencia.

¡Entonces, si sos mendocino, si tenes mas de veintitantos de años, si te gusta el puterío, y si hoy lunes tu espíritu fiestero esta comenzando a florecer, deja de vueltear, decidite ya mismo, junta a toda la banda, compra tu anticipada y anda poniéndote [email protected],  que para este sábado El Mendoltudo ya preparo una fiesta bien menduca (pero llena de sorpresas) para nuestra farándula y todos nosotros!

También podes leer:

El mejor enemigo del Hamster