Los quince grandes hits musicales de Bairoletto

Para todos los que recién se están colgando en este tren, les comento que la idea es conocer los gustos musicales y personales de cada integrante del staff mendolotudo, es por eso que pedí que semana tras semana, cada miembro del grupo me de 15 canciones. Canciones que a ellos les encanten por X motivos que ustedes conocerán a lo largo de cada nota.

Los que escriben sobre letras y demás vicios, tienen un piso aparte. Y ese piso no es más ni menos que el subsuelo. No es que la empresa de “El Mendolotudo Company S.A.” les haya otorgado ese piso a propósito. No. Es que los amantes de las letras y ratones de bibliotecas eligieron ese piso. Tiene una calidez absurda, pero a su vez tiene un no sé qué, que lo convierte en algo hermoso. Estos personajes se han encargado de reacondicionarlo para que sea un piso único en su especie. La verdad que dan ganas de quedarse por varias horas por esos paramos. Cuando uno baja las escaleras se encuentra con incontables bibliotecas, perfectamente acomodadas para el deleite de cualquier lector. Todos los archivos mendolotudos terminan en el subsuelo. Y los guardianes de este piso, los cuidan con recelo. Uno de ellos, es el recién elegido Juan Bairoletto. Un distinguido vigilante de esta orden de mendolotudos adoradores de las letras.

Bairoletto, como su nombre lo indica, es un forajido de la ley que encontró consuelo en estas bajas tierras mendocinas. Aterrizo hace mucho, pero se paseó por mucho tiempo por los demás pasillos con un disfraz bien a la medida. Hoy su despacho se vislumbra en el fondo de las bibliotecas que contienen obras filosóficas. Me adentro para conseguir mis preciados quince temas.

La puerta no rechina, y el silencio es cortante como una navaja. Adentro, Bairoletto hace bailar sus ojos sobre una obra de Giuseppe di Lampeduza. Se detiene a mirarme, me sonríe, cierra el libro y con un ademan de manos, me señala la silla que esta su lado. Me siento gustoso de compartir un tiempo con este distinguido mendolotudo.

Dos vasos de fino whisky aparecen frente a mí como por arte de magia. La charla es extensa, hasta que da la hora de pedirle la lista de temas.

Bairoletto me explica que la lista va sin ninguna anotación. Estos son sus quince temas preferidos y no tiene porque explicarlos. Entiendo su punto, pero trato de explicarle que le tengo que entregar algo a la gente, porque sino Bomur me pega. Piensa un poco, y resuelve que la crítica la haga yo. Que después de todo para algo me pagan.

Acto seguido, me acompaña hasta el pie de la escalera y regalándome un libro, me despide con un apretón de manos. La lista ya se hace agua frente a mis ojos.

Entonces sin meterme individualmente con los temas, les puedo indicar que Bairoletto es una persona romántica con todas las letras. Le gustan los temas que despiertan emociones y prefiere escuchar la poesía de las letras a la virtud de los instrumentos. Bairoletto te despierta con un lento y te acuesta con un himno del rock nacional, va al revés del mundo y le encanta. Hombre de mundo como se lo caracteriza, nos hace viajar desde Italia a Brasil en un vuelo chárter de imaginación y buena música. Una persona que te mete a Pavarotti y a los Redondos en una misma lista, merece los respetos de todo estrato social.

Y sin más preámbulos, estos son los quince mejores temas de Juan Bairoletto

1) Luis Eduardo Aute – Sin tu latido

2) Joaquín Sabina – Princesa y Barbie Superstar

3) Melendi – Novia a la fuga

4) Nacha Pop – Lucha de Gigantes

5) Redonditos de Ricota – Preso en mi ciudad

6) Soda Stereo – Persiana Americana

7) Charly García – Los Dinosaurios

 8) Silvio Rodriguez – Quien Fuera (acústico)

9) Ismael Serrano – Una extraña pareja

10) Gazpacho – Desaparecer

11) Estopa y Sabina – Como camarón

12) Jarabe de Palo – Menos que un amor y más que un amigo

13) Vinicius de Moraes – Garota de Ipanema

14) Luciano Pavarotti – Nessum Dorma

15) Joan Manuel Serrat – Mediterraneo

Contraseña: www.elmendolotudo.com.ar

Hace click acá para bajar el CD

También podes descargar:
Los quince de Enanoslife

El año pasado escribíamos:
¿Porqué lloran las mujeres?