Motivos por los que quiero defender al árbitro

Hoy voy hablar de una de las personas más puteadas, poco queridas, despreciadas y desvaloradas que pueden existir sobre la faz de la tierra. ¿Adivinaste?, hoy voy hablar del árbitro, no de ninguno en especial, ni tampoco de una disciplina específica, si del general, de aquel que te cago el partido, que no te cobro un penal, ni la falta, ni el tiro libre, ni le saco tarjeta a tal ni a cual. Pero no voy hablar mal de ellos, ni los voy a bardear ni a tirar mierda, hoy los quiero defender, sí, hoy día me tome la difícil tarea de defenderlos.

Estos individuos, por lo general hombres, suelen dirigir y llevar adelante los partidos que nosotros disputamos, si lo hacen bien o mal es totalmente relativo, pero si uno se sienta en una estación un sábado donde se juntan los vagos después del doparti, generalmente una puteada se llevan y todos pierden por culpa de él; él metió el gol, hizo la falta, no atajo la última pelota y demás; cuesta escuchar alguno que diga que se perdió porque se jugó mal.

Lo que no nos damos cuenta, que por mas malo que sea este señor con silbato, sin el seria prácticamente imposible llevar a cabo un torneo o cualquier actividad deportiva mas allá de un amistoso o un encuentro con amigos. Dirá alguno por ahí que son un mal necesario, para mi no lo son, son un bien muy necesario, que por mas que se equivoquen seguido (para nuestro criterio) lo necesitamos si o si.

Los invito a hacer una prueba, dirijan ustedes que tanto saben a ver si no se ligan deliradas y protestas y si la sacan barata pueden safar de la trompeadera.

A través de los años me fui dando cuenta que muchos son buenas personas, que por ahí no ven lo que nosotros vemos o ese codazo que nos pegaron, pero que siempre tratan de llevar el partido de la mejor forma y sin incitar a la violencia. Me hice amigos de varios y alguna vez compartí una coca con ellos, son como nosotros, también juegan o jugaron y se pelearon con los que dirigen, por eso muchas veces tratan de entendernos cuando los re contra mandamos a la mierda.

Se que muchos van a decir que soy un pelotudo, pero los defiendo, porque hoy en día todos se quejan y saben de arbitraje, todos dirigieron mundiales y juegos olímpicos. Hoy aparte de dirigir tienen que tener el criterio para saber si el jugador toma clases de teatro y simula todo tipo de contacto, embarra el partido, los complica y muchas veces genera violencia tratando de sacar ventaja.

Sumado a todo esto y hablando de ventaja, nosotros somos ventajeros de naturaleza, la tocamos y nos hacemos los boludos, pegamos y abrimos los bracitos, siempre queremos que sea nuestra y demás acciones que complican el juego.

Hay que entender y pensar que son como nosotros, que son buenas personas, que es su oficio y que si bien algunos lo hacen para el orto los que juegan no son ellos, perdemos, ganamos y empatamos según nuestro desempeño en la cancha.

El árbitro es una autoridad y hay que respetarla como tal, como a la maestra en la escuela, como la policía en la calle y como la vieja en la casa. Si los respetáramos sería todo más sencillo y práctico, aceptar sus decisiones y seguir jugando. Sabes que no va volver atrás ni te va sacar la amarilla que te puso, dedicate a lo tuyo que es meterla en el aro, en el arco o hacer un ace.

Yo hoy les quería decir gracias y se los digo posta, porque para mi sin ustedes no existiría el juego ni las normas, espero que mejoren para el día de mañana no tener que defenderlos y que me puteen a mi por esta nota (ya se que me van a bardear).

Para finalizar los llamo a la reflexión a todos aquellos que alguna vez, golpearon, putearon, atropellaron y quemaron a estas personas, piensen un poco y entren en razón y si no lo hacen los van a seguir expulsando por pelotudos…

ETIQUETAS: