Aforismos del mejor conductor de noticiosos de Mendoza

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Las fotos de perfil de Twitter son el colmo de la falacia virtual.
  • No pueden negarme que hay un árbol cuyo fruto tiene olor a semen.
  • Donde hay mujeres, hay puterío. Pero son los hombres los encargados de fomentarlo.
  • La entrada del Hospital Central se parece a La Salada.
  • Los ojos de la gente que usa lentes son propensos a sufrir menos ataques de minibichitos mientras viajan en moto.
  • Preguntale al más fanático de algún club cuyo nombre sea el nombre y apellido de una persona (por ejemplo Gutierrez) sobre quien fue esa persona. El 99% no lo va a saber, es fija.
  • ¿Por qué le decimos “champú” al shampoo y “shampán” al champagne? ¿Somos faltitos acaso?
  • Los travestis tienen el tremendo don de meterle la mano al hombre en sus partes íntimas sin que este se de ni cuenta.
  • Pagar por sexo no cuenta como infidelidad matrimonial.
  • Emitir un aforismo en una nota mía es como querer hacer multas en una carrera de Fórmula 1.
  • En los “en vivo” cuando el músico hace cantar a la gente, parece que solo han ido minas al recital.
  • Los parques de descanso y los telos no van a dejar nunca de ser un buen negocio porque siempre va a haber un muerto que enterrar.
  • Lo mejor para invertir es actuar diferente a la mayoría, si todos compran, vendé, si todos venden, comprá.
  • Cuando uno se va poniendo viejo tira antes de terminar la cadena del baño, todavía no se sabe por qué.
  • Muchos podrán imitar a Fernando Hidalgo (o sea yo) pero nunca jamás igualarlo (o sea, igualarme).
  • La calidad de los componentes de un celular se mide en función de la cantidad de veces que se te ha caído.
  • Siempre me tentó decir “tantearemos” en vez de “ampliaremos” en las noticias cuando de gatos se habla.
  • Es evidente que si algún alquimista hubiese encontrado la fórmula para convertir plomo en oro jamás la hubiese publicado.
  • Cuando dejas de escuchar la Del Sol y empezás a escuchar la Montecristo, es que te estas volviendo viejo.
  • Los peluqueros de animales son iguales de putos que los peluqueros de personas, esto anula la teoría de que los putos se hacen peluqueros para conocer hombres.
  • El reloj pesa más en la izquierda.

También podes leer:

Aforismos de la semana pasada

El año pasado escribíamos:

El Rock Chabón me tiene harto

ETIQUETAS: