Amores perros

Comentamos brevemente la noticia para los que aún no se enteran, en Maipú una perra pitbull y una pampa (cruza de pitbull con dogo, como mezclar cocaína con porro más o menos) atacaron salvajemente a una señora de 89 años. La señora va a perder una pierna producto de este ataque violento.

A lo que queríamos apuntar es a dos cositas, por un lado, como es costumbre en nuestra querida Mendoza, hace cuatro años que se aprobó una ley que trata sobre los perros peligrosos, ley número 7.633 que establece cuáles son las documentaciones, obligaciones y requisitos que deben tener en cuenta los dueños o tenedores de perros peligrosos a la hora de llevarlos a su casa o sacarlos a la calle. También hay ordenanzas Municipales que indican como sacar un perro a la calle, pero no hay nadie que haga cumplir estas leyes.

Nos preguntamos, habiendo tantos personajes rascándose las bolas (al punto de dejarse crecer las uñas para generar más resultados en el rasque rasque) en la municipalidad, ¿nadie puede designar a un grupo de personas que traten estos temas sociales? No decimos que hagan un organismo específico de gente que controle esta entidad, porque es obvio que se van a inventar setecientos cargos de jerarquía con abultados sueldos y nadie va a hacer una goma, pero podrían designar a algunas personas para que en vez de tocarse el pito todo el día, salgan a la calle a escuchar las necesidades de la gente. Esto no es la primera vez que pasa y esta lleno de estos perros que no son cuidados como se debe. En este caso la culpa no es del chancho.

Y como El Mendolotudo es un diario que habla 50% de crítica social y 50% de humor, vamos al humor. Según Roque Vega, el dueño de la perra su perra «nunca mordió a nadie, es cariñosa«, hasta ahí todo bien, pero ¿como concha explicas que tu perra es cariñosa cuando de nombre le has puesto IRA? ¡Por Dios que hipócrita este tipo! Con el Ingeniero hicimos un par de averiguaciones telefónicas y nos encontramos con estos casos «parecidos» y nos dimos cuentos que los hipócritas eramos nosotros, porque no es el único caso:

  • Adriana tiene un gato que se llama «Traidor«, dice que nunca se le escapó.
  • Romina tiene un pavo que se llama «Celso«, dice que es muy inteligente y hábil.
  • Juanma tiene una perra que se llama «Inmunda«, dice que es limpia y caga siempre en el mismo lugar.
  • Marcelo tiene una jirafa que se llama «Racconto«, amanerada y metosexual.
  • Martín tiene un conejo que se llama «Dedos«, dice que nunca te muerde la mano.
  • Pablo tiene un cuervo que se llama «Manzano«, dice que no es carroñero ni garca.
  • Paola tiene una gata que se llama «Nemo«, que odia el pescado.
  • Celina tiene un perezoso que se llama «Julio«, dice que esta todo el día al palo.

Somos mansos guevones.

ETIQUETAS: