Bautismo familiar que termina en kilombo

Dos mellizos acuchillados y un tipo con fractura de cráneo fue el saldo de un bautismo que se celebró ayer en San Martín. La gresca arrancó anoche a las 3 de la matina, entre los festejos del Bautismo, donde se vieron involucrados los dos mellizos fantásticos, Darío y Alexander Pereyra contra Nelson Castro.

Los melli terminaron acuchillados y Nelson con la cabeza partida como una sandía. Tuvimos la suerte de hablar con uno de los chimanguitos que estaban en la papuza. Aparentemente la cosa había comenzado por una diferencia religiosa, entre fanatismo extremo de una de las partes, el ateísmo absoluto de otra parte y la creencia de OVNIS de la tercera.

No sabemos que corresponde a quien, pero por lo que nos contó el chimbita cada uno defendía su parte con pasión. Todo se desató cuando una de las partes al grito de «te voy a agujerear como se puntiaron a Jesús en la Cruz«, para luego oírse un estrepitoso «este ladrillazo te lo comes de arriba como misilazo de ovni«. Luego se balbuceó un «toma Judas» y otro «jaja, cobraste Alien«. Unos tíos dicen que se balbuceo un «Eli Eli lama sabactani» y uno de los muñecos, todo ensangrentado miraba hacia el cielo y decía «ET casa, ET casa«.

Llego la policía y se llevó a los tres muchachos al perrupato, para luego esperarlos en la Comisaría 12. Desde el Mendolotudo recomendamos una breve estadía por el Cotolengo.

ETIQUETAS: