Carta del pobre Narco que agarraron el fin de semana

Este fin de semana agarraron a un narcotraficante con 250 kilos de marihuana adentro del auto. Ha hecho llegar una carta a la editorial del Mendolotudo, la cual reproducimos feacientemente:

.

«Queridos Mendolotudos, el motivo de la presente es a los efectos de explicar mis acciones y demostrar que soy inocente, limpiando mi nombre y mi dignidad. Yo no sabía que esos cosos eran de falopa. Vino un viejo y me dijo que estaban haciendo una colecta de leche por el día del niño y que tenía que llevar toda esta leche en polvo hasta una villa en Las Heras.

Me pareció raro que no llevasen envases de cartón, como suelen llevar estos productos, pero me dijeron que era porque las iban a filmar en la tele y que la firma productora de las leches no había pagado por publicidad, así que las cajas iban solo con la bolsita de adentro, sin el cartón.

Me dieron un revolver que yo creí que era de juguete, tengo un nene de veintidos años al que le encantan los revolvers con sevitas, por eso se los acepté y me puse muy contento pensando que le iba a poder hacer un regalito a mi varón.

Dicen que yo soy narcotraficante, pero se mandan cualquiera. Soy exportador e importador de productos químicos y orgánicos, trabajo para una empresa que se llama «La mandanga corporation» ubicada en la localidad de San José. Traemos leche en polvo, yerba mate, cal, pastillitas DRF, piedritas hechas con plantas apelmasadas que sirven como sahumerio para los recitales, piedra caliza en polvo, etc. Toda mercadería del norte, mercadería buena. Alguna veces incluso hasta importamos de Colombia.

En la provincia tenemos dos o tres plantas donde le damos un valor agregado, agregándole productos más potentes y rebajándola con porquerías, ubicadas en Maipú, Las Heras, Guaymallén y Godoy Cruz. Se vende una parte dentro de la provincia y otra se exporta, a Chile o España.

Además somos laburantes, nos matan con los impuestos! Tenemos que pagarle a la policía, al ejército, a gendarmería, como a cuatro jueces y a una bocha de abogados. Esto no puede ser, en este país de mierda no te dejan trabajar tranquilo.

Encima tenemos un montonazo de empleados que trabajan para nosotros, son repartidores, se cagan de frío los pobres. Tienen que andar por barrios y plazas vendiendo nuestros productos por dos mangos, arriesgando su vida y siendo mal vistos por conservadores del orto que no les gusta ver a vendedores ambulantes.

Para colmo el jefe, está todo el día al pedo, saliendo en diarios y en la tele, con políticos y empresarios. Él si que la pasa bien, capitalista del orto. Nunca, pero nunca, lo he visto caminar por sus fábricas.

Nosotros no le hacemos mal a nadie, solo queremos que nos dejen trabajar en paz y armonía. No tenemos la culpa de que nuestros productos sean tan apetecibles. Así que dejen de rompernos las bolas.

Es por ello, queridos mendolotudos, que les pido que hagan algo. Yo quiero recuperar mi libertad y quiero seguir viendo como muchos pendejos se queman unos diez años de su vida metiéndose las cosas que vendemos. No es mi culpa.

PD: aclaro que choque la camioneta del milico porque me pegue manso cagazo, ¿sabes lo que es que te persigan como diez móviles por llevar leche y juguetes?. Te la debo…

Saluda atte.

….»

Bueno… esta es la carta, espero que entre todos podamos entender a este hermoso ser humano.

ETIQUETAS: