¿Has pensado en cómo sería la mujer perfecta?

La chica Gamer, la modelo, la deportista, son las mujeres que algunos tildan como “La mujer perfecta” para salir, ponerte de novio o encamarte, pero no todo es color de rosas, algunas veces las cosas se complican y esa mujer perfecta puede transformarse en tu peor pesadilla.

Creo que esta es una de las pocas veces que voy a hablar de algo realmente serio y de interés general. El asunto es que montones de veces nos ponemos a charlar entre hombres y por ejemplo, cuando vemos a una mina como Megan Fox decimos, ella es  la mujer perfecta y si, bueno, yo personalmente me fumaria hasta los pedos más hediondos de Megan, pero la verdad es que tampoco es tan así.

En esta nota les voy a exponer cuales son los tipos de “mujeres perfectas” con las que todo hombre sueña y les voy a contar porque no son tan perfectas.

La chica gamer

 Cuantas veces habremos dicho que la mina que se siente a jugar al PES un rato con vos y con los muchachos, es la mina ideal. Les cuento mi experiencia, los primeros días que jugaba a la Play con mi novia eran fantásticos, llegar del laburo y encontrar un joystick al lado del otro con dos porrones (uno de cada lado del sillón) era lo más hermoso del día. Pero todo fue tornándose obscuro cuando ella me empezó a hacer goles de globito con equipos como Godoy Cruz contra el Barza (Que era yo), y cuando me comenzó a romper el orto 9 a 0. Ni hablar de cuando me cansé de que me ganara en los partidos y dije bueno ya está, vamos a jugar al Line Age online. Mala idea, la hija de puta se puso a complotar con chavones de otros países que ni siquiera hablaban nuestro idioma y me afanaba las armaduras y las pócimas, toda una forra. Lo peor de todo fue el final de nuestra historia,  cansado de que me gane en un juego de roles, le dije que mejor cambiáramos porque ya me había aburrido. Comenzamos a jugar al Age of Empires, la historia termino como el orto, la mina me termino dejando por un chavón que era del imperio de los Persas, y no solo eso, si no que termino conquistando todas mis tierras y asesinando a mis aldeanos. La chica gamer, no fue para nada perfecta.

La mina que sabe la ley del off-side

Ah, pero que genial estar al lado de una mina que te diga “Me encanta el Barza” y después no te pregunte ¿Messi juega para los de rayado? Con una mujer que entienda el odio que te impregna los huevos cada vez que Niembro dice una palabra, o le manda saludos a algún cafetero de alguna calle, que en la vida vas a conocer. Siempre pensamos en lo maravilloso que sería estar con la fémina que mire fútbol para otra cosa, que no sea ver cuál de los jugadores tiene el potito más torneado y la cara más linda. Pero no es tan así, a otra de mis salientes, intenté inculcarle algunos conceptos y cierta pasión hacia el futbol. Estaba genial pasar el domingo en la cama morfandonos una picada y viendo algunos partidos de la Premier League, pero de la nada todo se fue al carajo. Comenzó a ir a la cancha de la lepra, y de ahí se iba a provincias limítrofes en bondis llenos de gordos sudados y borrachos, con tatuajes de Cristo y escudos de futbol. Comencé a preocuparme cuando llegue a mi depto y había un escracho gigante en la puerta que decía “Zona Leprosa”. Nunca más pude recuperar mi hogar, ni mis muebles. Tiempo después, mirando el Facebook de la flaca, me encuentro una publicación que dice “La Flohoor (De corazón azul) tiene una relación con Rafa Dizeo” “a Rafa le gusta esto”. La futbolera, no fue tan perfecta al final.

La modelo

Una mina que sepa caminar con tacos, que tenga cintura, espaldita arqueada, pelo largo y suave. Que vista bien, hasta cuando está en su casa y que hasta tus remeras XL le queden sensuales. Es perfecta para los ojos, pero no tanto para tener que bancarla a diario, y esto me recuerda a cuando estuve saliendo un tiempo con Caro, en el barrio la conocían más como “Pampita”. Todo era hermoso, hasta que empezamos a ir de shopping o al centro, ahí descubrí que estas minas son de las que no pueden caminar y hablar por teléfono a la vez, que no podés hacer más de 30 metros caminando de corrido sin pararte a ver unos zapatos. “Ah, mira qué lindos esos” y vos pensás, pero si es una suela de corcho con una tirita plateada ¿Posta que por eso le tengo que pagar mil mangos a Sarkany? Ni hablar de la convivencia, cuando la chavona empieza a mear con la puerta abierta, te quema la tarjeta, te cambia el look por completo, no te deja ir a comprar ropa solo, ni vestirte como se te canta el ojete para ir a la Aristides y al final de todo, se ven más atraídas por los rastafaris tatuados porque tienen onda y personalidad. Las modelos son unas pinches cabronas wey, además son súper mierderas y nunca serán inteligentes.

La hermana de tu amigo

Esto es más que nada un morbo, como el deseo de hacer lo que está supuestamente prohibido y de paso verla paseándose en shorts de jean gastado, te pone re al palo. Me pasó cuando empecé a chamuyarme a la hermana del Fabri, (Hola Amiguito). Tenía un ortazo, buena cintura y tetas aceptables. Caminaba como toda una hembra, solo verla sentada viendo la tele me la ponía estúpida. Al principio comencé yendo a buscar a mi amigo y termino sin importarme que él no estuviera en la casa, pero con el tiempo, empecé a notar que se cagaba igual de hediondo que el Fabri y que, hasta pegaba más fuerte y podía hacer más payanitas que yo. Llegue al punto de pensar que me estaba empomando a mi amigo con una peluca y unos kilos menos. Ni hablar de que no me podía mandar ninguna en el boliche, ni puntuar culos caminando por la calle con mi amigo, se transformó todo muy aburrido y me di cuenta de que me gustaba más el Fabri, eeee jajaja. En fin, las hermanas de los amigos están como para hacérselas torta para callado y no más de eso.

La deportista

Una mujer a la que le encanta la competencia, salir a correr, usa calzas, hace una dieta balanceada (Lo que la hace genial, para no llevarte sorpresas al ir por colectora), con buenas gambas, buena cintura, el abdomen todo cuadradito. Mmm, quien no se volvería loco por tener algo así todos los días a la hora de la siesta. Igual tranquilo campeón, este tipo de mujeres viven al palo, de 6 am a 12 están en la oficina, salen, se cambian y se van corriendo a su casa que queda a cinco kilómetros. Llegan, se comen tres arvejas, medio vaso de huevo batido y una cucharada de semillas. Vuelven a salir a hacer indoor con sus amigas igual de deportistas e igual de ricas, (obviamente a la hora de la siesta, en la que vos soñabas que ibas a estar cuchareando ese culo de redondez perfecta) A las cinco vuelve a entrar al laburo, así que ni modo,  ya no te la vas a empernar, y cuando sale del laburo tiene partido de volley en la universidad con las ex compañeras. Cuando la mina llega a la casa imagínate que lo que menos quiere hacer es ponerla. Cuando querés acordar para lo único que la mina te necesita es para subirte a su espalda y hacer sentadillas. Imaginate que te toca una mina como Sharapova man, esa mina te agarra y te deja las bolas de adorno para toda la vida. Las deportistas, tampoco son tan cool, ya que para poder satisfacerlas sexualmente, tenes que tener buen cardio.

La amante de los fierros

Todo hombre sueña siempre con decir la palabra “Bujia” sin que una mujer ponga cara de póker. Con una mina que cuando se le pincha una goma o se le revienta el motor sabe bien lo que tiene que hacer. Algo parecido me paso con otra de mis ex, Sonia. Un día estábamos viendo Rápido y Furioso 5 y le empezaron a gustar los autos, en las noches la escuchaba elevar plegarias al cielo pidiendo que le cruzara a un low rider para hacérselo pija o en su defecto, que yo me comprara un auto y lo empezara a tunear. Comenzó a ir siempre a las picadas de Lavalle y lo peor de todo es que empezó a hacer shows de remeras mojadas, me pidió que la llamara de ahora en más Dominick (Si como Vin Diesel en la película) y empezó a traer gatos y a ponerles nombres raros como “El Bujia”, “El leva”, “El alineación balanceada”, etc. No sé porque, pero además empezó a caminar con las piernas más separadas y a hablar como Andrea Rincón, todo se volvió muy confuso y un día me dijo: ”Las cosas entre nosotros se han vuelto muy confusas, cortemos acá” y se subió a un Hyundai Veloster 2013, no sé por qué, pero como que me quedé con la espina de que estaba con el flaco solo por el auto. En fin, las adictas a los fierros, no molan tío.

Entonces después de fumarse todo este texto seguro se están preguntando, bueno rata al final, ¿cómo puta sería la mujer perfecta? Para hacerlo más fácil, les voy a mostrar este dibujo que armé el día que mi profe de filosofía me dijo que pusiera en una hoja aquello que deseo y que fuera a por ello.

También podés leer:
Los 15 de Don Rata para la previa

El año pasado escribíamos:
El día que use mi problema para zafar

ETIQUETAS: