Consejos para saber si sos adicto al sexo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El brillante y reconocido sexologo mendocino Dr. José Luis Verga Longa, se refiere a este actual tema y nos da varias claves para saber si somos o tenemos algun amigo o amiga adicto al sexo.

Si terminaste de coger con tu esposa , novia o con tu prima y luego sentis tristeza, vergüenza, dolor, ansiedad, angustia y tenés ganas de otra vez. Entonces te tengo que decir que sos adicto al sexo.
Podés tener deseos y fantasías sexuales, solo o acompañado, e incluso alcanzar la concreción de los mismos, pero no consiguis sentir la tranquilidad ni el relax de haber disfrutado y percibir esa calma y alegría tan propia luego de haber mantenido relaciones y querés coger de nuevo. Entonces seguís siendo adicto al sexo.
El ser adicto al sexo trae como consecuencia trastornos negativos en las relaciones de familia o trabajo. Ya que el adicto tiene comportamientos vastantes raro como por ejeomplo el echar la culpa a la pareja o al sistema de lo que está sucediendo.
Las personas que padecen adicción al sexo suelen ser más hombres que mujeres; aunque en el caso de las mujeres se observa más facilidad para acudir a una consulta con profesionales del tema o de recurir alguna amiguita cariñosa y que en su mesita de luz posee vibradores, o jugetitos sexuales como un pene de silicona.
Si tenés un amigo o amiga que se masturba compulsivamente, tiene las relaciones múltiples homosexuales o heterosexuales, encuentros con personas desconocidas, que todo el día mira películas porno o eróticas, es exhibicionista y tiene hasta conductas antisociales. Entonces tenés que tener cuidado, porque estás ante un adicto al sexo.

Entre tanta clasificación de las personas que verdaderamente sufren esta enfermedad cabe destacar que no toda búsqueda de placer sexual fuera de la pareja significa adicción al sexo.

La importancia en la distinción de estos aspectos reside en que hay otras situaciones que también presentan alto deseo sexual y preferencias sexuales pero que no causan ningún tipo de culpa. El componente de la angustia y ansiedad nos ponen en evidencia cuándo se trata de un adicto y cuándo no.

Las parejas de las personas que sufren este problema comienzan a sentir que la relación es disfuncional y son despreciadas, resentidas. Esta es una de las razones por lo que es importante que estos problemas se traten también en la pareja o familia del adicto.
Esta enfermedad se incorporará en el año 2012 en el DSM 5, manual que recopila todos los trastornos o desórdenes de la esfera mental.
A decir verdad, si tenés todos estos sintomas que pasé a describir no te calentés, segui poniendo la argolla o el pito que es lo mejor que hay, te lo dice un adicto sexual que conoce muy bien el tema.

ETIQUETAS: