Descubren a un meteorólogo viviendo en la rodilla de una abuela

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Todo comienza en Las Heras, para ser más precisos en la casa de Marta, una abuela que en el año 1995 sufrió una operación en la rodilla izquierda, la cual le dejó algunas secuelas, como por ejemplo una extraña molestia le hacía doler los huesos cuando avecinaba mal tiempo.

–          Abuela ¿hoy llueve?

–          A ver para (se toca la rodilla y la mueve). No andá tranquila mija.

El tema de la molestia que sufría la bobe no preocupaba a la familia, ya que hay muchos casos de dolores post operatorios en personas que de alguna extraña forma anticipan mal tiempo.

Pero el caso de Marta no era cómo el resto, Ella tenía la cualidad de anticipar la mínima y la máxima, la presión atmosférica y hasta comenzó a demostrar conocimientos repentinos sobre las fases lunares, la dirección del viento y su velocidad, así como las probabilidades de nevadas en alta montaña.

“Mi vieja empezó a preocuparme cuando antes de salir, me advertía que se venían chaparrones aislados, viento del SE con ráfagas de hasta 60km/h. Esa fue la gota que rebalsó el vaso y la llevamos al médico” Nos contaba Juan, hijo mayor de Marta.

Al llevarla al médico unos estudios revelaron lo que tanto temíamos.

Si, lo que la familia tanto temía se hizo real, Marta tenía a sus 70 años las piernas de un joven de 20, esto dejó perplejos a todos los médicos, quienes ya le estaban preguntando el pronóstico extendido antes del finde largo. Pero las jóvenes y masculinas piernas de la mujer, no explicaban el hecho de que gracias a sus dolores de rodilla pudiera anticipar fenómenos naturales, por lo que le hicieron una radiografía. El resultado dejó perplejos a todos los presentes.

Rodilla

Como muestra el estudio sus rodillas se estaban “masificando”. Según cuentan los expertos este es un mal que alcanza a la gente con problemas de artrosis, quienes con el tiempo comienzan a adquirir los poderes de Pedro Maza para pronosticar.

Marta sigue con su vida como un ser humano normal y nos dice que esta semana, tendremos días de bastante calor, pero que no guardemos las camperas.

ETIQUETAS: