Desde EEUU: María Conchita

  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
    1
    Share

BREVE DESCRIPCIÓN:

¿Quién María Conchita?

María Conchita es la primer y nueva opinolotuda vía EEUU.

¿Qué hace allá?

Como muchos [email protected] trataron de probar un tiempo el «sueño americano». Felizmente consiguió la legalidad de su estadía por lo que su tesis durará mas de lo esperado.

¿Qué va a hacer en la página?

Contar su experiencia como neta provinciana en el país del Norte y mostrarnos su visión mendocina al respecto.

¿Que tal está?

Buenísima, pero es solo nuestra.

.

Recién salidita del capullo.

.

Me voy a introducir como una persona que un día se levanto con el culo mirando hacia el norte y se mal pego con Mendoza. Como alguien que no se quería quedar con las mismas caras toda la vida y menos pensando que la gente es genial en una provincia donde la vida ajena es la carrera con mas estudiantes. Así fue como decidí hacer un viajecito y terminé viviendo con una típica familia Americana y tratando de entender de que se trata “el sueño americano”.

Formalidades y llegando a vivir a una casa ajena tenía que traer regalitos para todos y … ¡¡que mejor que un mate para los adultos !! Evidentemente traía yerba, el mate, la bombilla y las ganas de tomarlo porque hacía cinco días que no tomaba ni uno solo ya que los había pasado en New York en una especie de Universidad con muchas chicas de muchos lugares del mundo.

Bueno, los voy a poner en contexto: Yo recién llegadita a la casa, mi ingles no daba como para establecer una conversación muy fluida y a eso sumale los nervios de que estas dando la primer impresión. En casa estaban los chicos, los abuelos y los padres. Todos con caras de Feliz cumpleaños tenemos un juguete nuevo y es una chica Argentina. Cabe destacar que yo vivo en el sur del país donde el inglés difiere un poquito y la gente habla con muchas expresiones.

Así fue como saqué el mate, lo mostré y pasaba de mano en mano Woooow. Saqué la yerba, pusieron cara de “espero que eso no lo fumes o te mando de vuelta”, así que abrí el paquete y se los hice oler. Woooow otra vez y la misma pregunta de que se esto. Y yo, pobresita y sentada en una silla con seis americanos de risas brillantes mirandome pensaba para que mierda había sacado el mate en ese mismísimo instante, me podría haber ahorrado todo el momento de calentura facial y ahogamiento. La tierra no se abre cuando uno desea que pase. Asíque con gestos y un inglés rustico intenté ( y lo remarco i n t e n t é) explicar de que se trataba. Lo preparé con azúcar. Y si !! No pretendamos que encima que no tienen una puta idea de que es lo tomen amargo. Fue genial la cara que me pusieron cuando cebé el primero y me lo tomé. Ojitos entrecerrados y cara de Sos lo más egoísta que conocemos. Asíque expliqué que el primer mate es el feito o “del tonto” como le dicen en el campo. Ahhhhhhhh!! Ya habían cambiado las expresiones. Le puse un poco más de azúcar y agua y lo pase con manos temblorosas mientras explicaba que al 98% de los Americanos encuestados no les gusta. Cuestión es que les terminó gustando. Alivio.

El problema se centra a que sólo traía un paquete de yerba de medio Kg. y no tenía idea de cómo conseguir más. Cuando la misma empezó a desaparecer me desesperé un poco y creo que se noto en casa porque usaba la misma yerba dos días hasta que se me pudrió un mate. Me quería matar, literalmente me sentía deprimida. Pero mi mamá me había prometido mandarme un mate nuevo y curado. Evidentemente el fanatismo que logré en la casa dio a que Torcuato me trajera una mañana un paquete de un kilogramo de yerba mate que había conseguido en una tienda latina. Lo mejor es que le había puesto un moño rojo y un cartel que decía y ojo que en español y todo “ espero que esto sea yerba mate y no otra cosa”.

.

Tanglewood; ubicado en Forsyth Country, a las afueras de Winston Salem – Carolina del Norte.

ETIQUETAS: