/Hablando de pedo, hoy veremos: pedos y citas

Hablando de pedo, hoy veremos: pedos y citas

Díganme si no hay mejor placer que tirarse un pedo,  mejor si hace un tiempo lo tenemos tocando puerta y no podemos soltarlo. Y porque no también disfrutar de ese aroma proveniente de nuestros órganos. Es por eso que decidí hacer unas cuantas notas sobre las distintas situaciones que se nos pueden llegar a plantear en donde no podemos soltar al gaseoso sin más y debemos aguantarlo por un largo tiempo. Para clasificaciones de los pedos les recomiendo la nota de Don Rata (ver nota)

En esta entrega, doble, hablaré del momento incómodo en cuando salimos por primera o primeras veces son una muchacha y no hay la suficiente confianza para cagarnos sin que se enoje. Típico de todas las salidas se toma algo –sea a un bar, kiosco, cine –  dentro de la gran variedad de bebidas las mayorías que se toman son gaseosas – Coca, Fernet, Cerveza, etc.-. Como todo lo que entra en algún momento debe salir, más cuando se abusa de estas bebidas, nos encontramos con dos posibilidades: que salgan por el norte en forma de eructo, sencillo de disimularlo y no viene al caso. El peor de las circunstancias es que decida irse por el sur, y más si viene con olorcito.

El primer paso que recomendaría es aflojar muy poquitito para ver si este amigo molesto viene acompañado de flatulencia y también si es sonoro. Vamos al peor de los casos, casi te aplauden los cachetes y al instante que aflojaste empezas a sentir olorcito, si la muchacha no pregunta, ni hace cara de asco, te haces el gil, si llega a decir algo échale la culpa al primer boludo que veas o a cualquier cosa en forma desinteresada, te alteras un poco y se da cuenta.  Ahora sigue la charla, peli o cualquier cosa, seguís tomando de boludo que sos y comienza a aumentar el psi del gas comprimido en tu panza, ya ves que se empiezan a agitar algunas cosas y hay ruiditos que te ponen incomodo. La presión ya se hace cada vez mas fuerte, no podes concentrarte en lo demás, transpiras en frio por la vergüenza que escuche los ruidos, no prestas atención a lo que habla, ves que mueve la boca pero no hay sonido que llegue a tus oídos, vos solo pensas en la batalla flatulenta que se esta librando en tu estómago. No queda otra, hay que largarlo.

Que formas se nos podrían ocurrir para soltar el gas:

  • Si estas al aire libre y corre cierta brisita he aquí la técnica, estornudas unas dos o tres veces y el mismísimo instante de cada estornudo soltas un poco el esfínter rogando que la brisa se lleve el olor, tal vez no lo sueltes entero pero si aflojaras presión. O por ejemplo esperas el paso de algún auto con caño de escape o música al palo, despedida de [email protected], etc y aflojas. Si no hay brisita simulas un llamado al celular, te alejas del lugar y en el camino de ida vas soltando todo, esperas lejos, simulando hablar, por si es de los cariñosos y cuando no sientas olor retornas a la cita aliviado. He aquí algunas formas que he aplicado, pueden haber millones más.
  • Si estas en un lugar cerrado y ella nunca fue al baño como para que puedas soltar algo, no te queda otra que ir vos y rogar quiera salir todo de una. Pero a veces el muy asqueroso no quiere salir o lo hace en cuotas, por lo que no vas a poder ir todas las veces al baño.  Anda solamente dos veces y espera poder librarte al menos de un poco, sino a aguantar como macho guampeao.

En el peor de los casos donde no lograste soltar ni un poquito en las, digamos, cuatro horas que duro la cita. La llevas a su casa, esperas que no se quede a charlar mucho, se despida y baje del auto. El placer de los dioses se te ha presentado mi hermano, cruza el chasis y maneja así desde su casa hasta la tuya soltando todo el pedo atravesado   ¡no hay mejor placer que eso!

Recomendaciones: si sos medio propenso a los pedos y más aun si tomas bebidas que lo potencien, seguí estas recomendaciones paparulo:

  • Anda a lugares abiertos, controla el sentido de la brisa y colócate en el lugar en donde si te cagas el viento lleve el olor para el lado contrario al de la muchacha.
  • En caso de ser un lugar cerrado siéntate cerca de un ventilador, aire acondicionado o ventana en el mismo sentido explicado arriba. También ponerse cerca del baño o la cocina puede ayudar a disimular la flatulencia.
  • No lleves perfume, es medio aputasado y se dan cuenta cuando lo usas tres o cuatro veces por noche, créeme.
  • Usar ringtones de pedos puede salvarte más de una vez.
  • No siempre les gusta las sinceridad, nunca te hagas cargo de un pedo que no lograste contener.
  • Ellas también se cagan, pero son profesionales.
  • El mate también da gases.

P/D 1: la próxima entrega hablaré del momento en que te hace pasar a su casa, estas acurrucado con ella y una batalla gaseosa se libra en tu panza con sonidos estrafalarios. También del pedo como arma de doble filo a la hora de ponerla.

P/D 2: escribiendo la nota me acorde de esta parte de Padre de Familia.

Fuente de las imágenes:
aprenderalgocadadia.com
vehersey.blogspot.com.ar

También podes leer:
Como sobrevivir a las vacaciones

El año pasado escribíamos:
El día después del amor

ETIQUETAS: