Homenaje al mejor amigo del hombre

Amo a muchas cosas en la vida, pero si se trata de amor incondicional, claramente es hacia los perros, la mejor creación de Dios después de las mujeres y el microondas.

Chocos. Pichos. Canes. Como sea.

Los perros tienen la capacidad de no solo alegrarte el día, sino, de alegrarte la vida. Disfrutamos cuando están, sufrimos cuando se van.

Jamás podría convivir con alguien que le de lo mismo estar con un perro o no estarlo.

El solo hecho de verlos respirar por la boca de forma agitada te demuestra una sonrisa que la traen naturalmente.

Nos destruyen todo.
Nos comen los zapatos.
Nos mean las paredes.
Nos cagan la casa.
Nos babosean indiscriminadamente.

Y sin embargo la dejamos pasar porque son nuestros perros, y son geniales.

Y nosotros solemos hacer este tipo de cosas (metafóricamente hablando):

Y para finalizar les dejo una foto que me saqué con el choco que vive en la bodega donde trabajo

ETIQUETAS: