Informe católico: castigar a nuestros niños es amar

Mire detenidamente esta foto.

Este es el resultado directo de una actitud paterna liberal y poco preocupada en asuntos celestiales. Según estudios serios de la Universidad de Psicología Católica Aplicada, los hijos de parejas Ateas o de matrimonios que no aplican el benevolente castigo físico tienen más probabilidades (un 98.7%) de terminar inmersos en el bajo mundo de la droga fuerte (el porro), el alcohol y  el sexo fornicante ateísta fuera del matrimonio. Además son más propensos a escuchar música de rock pesado rocanrolero o metal heavy.

Corregir a nuestros hijos salva vidas.

Para evitar que Satanás haga de las suyas con nuestros retoños, debemos corregir y moldear la conducta de los niños y jóvenes desde temprana edad. Según la biblia (la verdad absoluta e indiscutible), la mejor forma de evitar que nuestras crías terminen siendo una vergüenza y unos blasfemos es el castigo físico. Como buenos Católicos hijos de Dios y hermanos de Cristo Rey, debemos seguir a rajatabla las indicaciones de las sagradisísimas escrituras.

En Muchos países es ILEGAL corregir mediante el  castigo físico a los niños. ¿Qué podemos hacer?

Si hay algo que aprendimos desde jóvenes, es a saber guardar secretos. Cuando empezamos a ver comportamientos sospechosos (que más adelante vamos a detallar) Lo primero que debemos hacer es enviarlos a visitas privadas con el cura del barrio, él sabrá que hacer. El niño no debe contarnos sobre nada de lo que ahí ocurra, esa es la ley.

Los más pequeños pueden tener ciertas conductas que ameriten ciertos castigos, así que aquí los detallare para que tomen nota:

  • El niño desafía la autoridad paterna intercambiando cartas de pokemon, digimon, nintendo o super nintendo:

Castigo: 50 azotes con una rama de arbusto espinoso

  • El niño se rehúsa a ir a misa, confesarse y donar sus ahorros a la Iglesia:

Castigo: Sumergir su cabeza en agua bendita por un minuto y repetirlo 33 veces.

  • El niño vio más de 2 minutos el canal Disney:

Castigo: Debe rezar en voz alta 112 credos arrodillado sobre granos de maíz. Si el maíz está caliente, se reduce a 100 Credos.

  • El niño roba dinero a sus padres y se orina sobre los alimentos en la cena:

Castigo: No ver televisión.

Los casos más problemáticos son los de los Jóvenes adolescentes. Ellos son más propensos a desobedecer a la autoridad paterna.

Estas son algunas de las cosas que pueden llegar a hacer y como corregirlos, con amor:

  • El Joven escucha Rock o Metal Heavy Black:

Castigo: 200 azotes con alambres de púas.

  • El Joven tiene una novia o la joven tiene un novio que no están bautizados:

Castigo: Quemar todas sus pertenencias y quemar la planta de sus pies con un rosario al rojo vivo.

  • El Joven consume drogas pesadas, sale a robar y golpea ancianas en la calle con un palo:

Castigo: No sale el sábado a bailar.

Estos son algunos pocos ejemplos.

Hermanos cristianos… ¿qué otros castigos piensan que se podrían aplicar?

¡Espero sus respuestas! ¡Un Abrazo Católico!

   

ETIQUETAS: