La pelota es mía y me la llevo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Niños caprichosos. (6)

Hola estimados lectores, he vuelto luego de unos 4 meses sin escribir nada simplemente porque mi cerebro estaba de vacaciones. Esta semana les traigo una nota que les puede servir para saber qué clase de hijo van a tener y téngase en cuenta que las categorías que defino son solo ficticias, que hay que tomarlo con humor y que uno siempre amará a sus hijos sea cual sea el carácter que tengan o la inclinación sexual, religiosa o política. En el peor de los casos te puede tocar un pendejo trolo, evangelista y peroncho…yo me corto los huevos.

Quienes ya hemos pasado los 30 tenemos la nostálgica forma de mirar jugar a los pibes en la calle y recordar como éramos nosotros y si le preguntas a los abuelos vas a escuchar la frase: “uhh este va a ser de bravo”, “es más llorón el Beto”, “Ío no ce poque le guta tanto lo ajeno al Kevin” (el abuelo también es tumbero). En fin, lo que quiero mostrarles es como la misma situación puede variar dependiendo el chico, para esto vamos a tomar un futuro rústico, un futuro metrosexual y un revolver con rueditas (porque de grande va a ser cañón)

1)      La pelota es mía y me la llevo.

Pibe rústico: En este caso, puede que el pibe agarre y les deje la pelota a sus amigos ya que considera que ellos no tienen la culpa de que él tenga que irse adentro, entonces busca al otro par que tiene en el grupo y lo hace responsable del balón o salvados casos que se calentó para la bosta y se la lleva de huevo a ver quién le dice algo para hacerle saltar los chocolates.

Pibe metrosexual: Este gurisito es el típico que se lleva la pelota, la limpia con una rejilla húmeda, la pone con la marca hacia adelante en el escritorio y le pone crema humectante al cuero para que no se pele.

El revolver con rueditas: Típico caso que le pusieron un chumbinazo en el medio de la trompa y se caga llorando como gato alzado y sale corriendo para su casa a mostrarle al padre, a la abuela, al tío y a quien este que le han pegado al guacho rosado y ahí no más se da vuelta para acusar al que pateo la pelota al grito de “guaaaaa guuaaaa mira mamita el Tomy me hizo pupa” ¡preparate para que a los 18 te traiga el novio a morfar!

2)      A la hora de elegir un juego para la play.

Pibe rústico: Dalo por sentado que este va a querer jugar juegos de guerra en primera persona, ni siquiera los de fútbol con eso te digo todo y ya les explico porque. Este nene quiere acción en primera persona a full y por supuesto todos los juegos de carreras de autos.

Pibe metrosexual: Y… estos son medios jodidos, les gustan los juegos de básquet, de la liga de la justicia y siempre eligen a Superman, tenis, el del zorro choto ese que corre carreras haciendo caritas…esos de estrategia medieval que mientras más ganas, más cosas le compras a tu guerrero y le van cambiando la ropa, la espada, le hacen trenzas, le compran un dragón turquesa para que los lleve, bastante cuasi putiflines diría yo.

El revolver con rueditas: y este todavía quiere seguir jugando al del pibe que andaba arriba del leoncito que saltaba anillos de fuego que le hacían cosquilla en los huevitos (Circus), en la liga de la justicia es la mujer maravilla, amante de los juegos de Disney, anti violencia. Acá hago un apartado: es de muy puto babeador de glandes usar estrategia para jugar a los juegos de fútbol.

3)      A la hora de hacerle un regalo a un amiguito.

Pibe rústico: Es el pibe básico que no sabe qué carajos regalarte y le pregunta a la madre: “¿ma, que le llevo al Jorge?” capaz de caer con una doce de facturas y en el mejor de los casos un perfume “paco” no pidas más que eso… en otros casos el regalo lo compra la madre, lo envuelve la madre y se lo da, entonces no tiene la más puta idea de que hay adentro, él viene a morfar y ver si logra chorearle un beso a tu prima.

Pibe metrosexual: Este seguro que te regala jaboncitos, el set de perfumes que viene con el talco, el gel, la escofina todo de las tortugas ninja, es el que cae al cumpleaños 10 minutos antes de lo que dice la tarjetita para poder ir a mirarse en el espejo mientras tararea algún rock and roll del gordo topa.

Revolver con rueditas: Lo más seguro es que te regale calzoncillos porque te los quiere ver puestos, o una plancha de adhesivos del oso winny pooh porque si hay un dibujito animado para fomentar la cultura bala es éste y el de la esponja hermafrodita amarilla de mierda que tiene como pareja a un cangrejo. Lo vas a detectar porque en la fiesta es el que más demora en comer un pancho.

 

Bueno, estimados míos, cortita para que podamos hacer una segunda parte. Espero que les haya gustado y si no se pueden hacer empomar. Chau,hasta la próxima.

ETIQUETAS: