La verdad de Bono en Mendoza

Mucho se habló y mucho se sigue hablando del viaje relámpago del lider de U2 Alfredo Bono. Especulaciones, idas y venidas; tires y aflojes; que pin que pan; que lo pan con queso. En fin, como no podía ser de otra forma te mostramos la verdaderas razones de su viaje.

Pasadas las 10 am de ayer, un helicóptero aterrizaba en el helipuerto del KM8 pero la verdad que a nadie le importaba, porque un avión privado de Bono aterrizaba en el aeropuerto del Plumerillo a la misma hora.

El rumor se empezaba a correr como la baba de muchas mujeres que se enteraban de tal noticia.

La verdad es esta:

Bono llegó a la provincia intrigado por muchas de las historias que se cuentan a lo largo del mundo entero. Historias y lugares, lugares e historias. Lugares que tienen historias. Como por ejemplo la historia del futre que vendía fruta en La Primavera. Pero esa es una leyenda que nada tiene que ver con nada.En fin.

Se sabe que él señorito en cuestión es muy ecológico y come verdura (pero no la vende) y en una revistita «Primera Fila» del avión leyó la historia de un lugar en particular, y quiso conocer a su dueño, un tal «Inca», pero se cansó de aplaudir y que no apareciera nadie.

Medio ofuscado se dirigió hacia la gente con la que vino y dijo: «Viajamos al pedo, vamos para another win». Y es así como enfilaron para el lado del Challao, con tan buena suerte que se cruzó con un grupete que lo invitaron a una bicicleteada. Bono aceptó con gusto.

– He Bono! sacate los lentes y vení a pedalear un toque! – le habrían dicho los muchachos.

Cuestión que así nomás, como venían se fueron a pedalear. Conoció el circuito del Papagayo, de ahí un tour por los barrios La Favorita y también se comenta que pasó un rato por el fantástico Zoológico de Mendoza.

Gente cercana a él nos contaba:

-«Oh, say can you see by the dawn’s early light What so proudly we hailed at the twilight’s last gleaming? Whose broad stripes and bright stars thru the perilous fight, O’er the ramparts we watched were so gallantly streaming? And the rocket’s red glare, the bombs bursting in air, Gave proof thru the night that our flag was still  there.»

Pasadas las 14 se empacó que quería un chori, no se lo pudieron conseguir y se calentó con toda su comitiva.

Para calmarlo un poco lo convencieron que lo llevarían a conocer el microcentro mendocino en horario pico, para que vea la verdadera «fauna» que habita.

Nos contaron que Bono es fanático de las acequias y no dejó pasar la oportunidad de sacarse una foto con una de ellas:

Bono se fué muy contento de Mendoza y descubrimos la verdad de la milanesa de el porqué de su viaje.

Muchos hablan de que estaría por hacer negocios vitivinícolas con otros irlandeses, y déjenme decirles una cosa: ÑÑÑAAAAA!!!!!!!!!!! Se equivocan!!!

Bono estaría muy interesado de comprar el Club Atlético Guaymallén

Bono mirando y evaluando su futuro club

Se sabe que es muy religioso también y se hizo un tiempito de visitar algunas de las iglesias mas importantes del centro mendocino.

El día terminaba y muchos pensaron que se volvería a Bs As, incluso dicen haberlo visto abordar el avión.

Nuevamente se equivocan, he aquí las pruebas:

Primero se acercó a tirar unos fichines
Y después se fué a tirar unos pasitos

Muchos creyeron que terminaría ahí la noche pero se lo vío saliendo «de día» de otro popular local bailable:

Su microviaje terminaría y muchos lo vieron en una estación de servicio tomando un café, lo que no vieron fué lo que hizo después en Tunuyán…

ETIQUETAS: