Lisa y llanamente: Aforismos de Fernando Hidalgo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Siempre que necesites el celular por alguna urgencia te vas a quedar sin crédito.
  • El colectivo matinal tiene aroma a mal aliento.
  • Cuando necesites coser algo lo deberás hacer con hilo blanco o negro ya que no contarás con ningún otro color para hacerlo.
  • La cola arriba del pelo te puede hacer extremadamente sensual o terriblemente estúpida, todo en función de donde la pongas.
  • ¿Había algo más lindo que tus viejos se quedaran dormidos en la época de tu primaria?
  • Cuando realmente lo necesite, una mujer jamás encontrará su quitaesmaltes.
  • El día que te pongas ropa interior rota vas a tener que ir al médico de urgencia.
  • Hay un 17% de probabilidades de cagarte encima si haces fuerza para tirarte un pedo mientras meas.
  • Hay mucha gente que desconoce que existen llaves de plástico, y de los que las conocen, la gran mayoría saben que no sirven para nada y que se rompen fácilmente.
  • Cuando sin querer veas los zapatos más lindos para probarte, no lo harás por tener medias sucias.
  • No existen fotos en las que salgan nueve personas bien al mismo tiempo.
  • La segunda frase más escuchada en un velorio es “¡nos vemos solo para los velorios! ¿Cuándo organizamos una juntada?”. La primera es “era tan bueno/a”.
  • Nunca se juega “por la pepsi”.
  • Una de las siete cosas más asquerosas del mundo es que se te corte un estornudo.
  • Hablar de bostezos da sueño.
  • La mugre de las orejas se reproduce a ritmos vertiginosos.
  • Como pasa con la pasta de dientes, al acabarse un perfume, es imposible que no aprietes esperando que salga un poquito más.
  • Tu último cancán va a ser el que se te raje minutos después de salir de tu casa a una fiesta.
  • Hay dos cosas a las que una persona jamás dejará de temer: a Freddy y al dentista.
  • Los pantalones blancos tiene mugre y roces aún recién lavados y planchados.
  • Una de las situaciones más incómodas que existen es la de pedir la contraseña de wifi en un edificio y que te digan que no.
Exclusivos iluminados que leen esta web pedorra, atestada de una sarta de inadaptados sociales pusilánimes, faltos de ética, moral, creatividad, rigor periodístico y honor. Yo se que no solamente soy el único legendario y verdadero periodista de la tele, de linaje real y casta pura, sino que soy la única pluma digna de este pasquín de quinta, es por ello que Bomur y Conep han decidido invertir todo su dinero (vendiendo la colección de revistas «Nueva» de Conep y las figuritas de Barbi de Bomur) e invertirlo en mi libro de aforismos. Pronto, muy pronto lo voy a terminar y lo van a poder tener en cada uno de sus hogares. La luz está por venir, no os desesperéis.

También podes leer:
Aforismos de la semana pasada

El año pasado escribíamos:
De promociones, fantasmas y otras yerbas 

ETIQUETAS: