Los ingeniosos tips del doctor Colmillot para adelgazar

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Hace meses que no te ves el pito al mear?

¿El pantalón que te compraste ayer ya no te anda?

¿Te dan el primer asiento cuando te subís al colectivo?

¿Cuándo te meas encima piensan que rompiste bolsa?

¿Tu marido intento carnearte?

¿Recién comes a las 5 A.M. en el boliche?

Si la respuesta a todas estas preguntas es “SI” tranquilo/a, acá está el tío Don Rata para ayudarte. Como todos saben yo tengo muchos contactos y les he traído a un profesional en la materia de la nutrición, nada más y nada menos que el doctor COLMILLOT, el primo frustrado de CORMILLOT.

Gracias por invitarme a su sección Don Rata, antes que nada quiero mostrarles algunos estudios realizados a pacientes mías. El estudio consiste en mostrarle una mancha abstracta para ver si tiene problemas de retención de líquidos o simplemente son unos mundos de grasa que viven pensando en morfar.

Estudio de Teresa Aldovar

¿Qué ve en esta imagen?

-Veo una chocotorta con lluvia de canela, noto que la textura de la crema de leche es perfecta y las chocolinas están bien húmedas.

Estudio de Marta Urrutia

 

¿Qué ve en esta imagen?

-Veo un pollo al horno con fritas bañadas en manteca pura. Mucho aceite y mucha sal. También me parece ver unos brownies en segundo plano, como si fueran el postre.

Estudio de Marcos Tura

 

¿Qué ve en esta imagen?

-Una mesa llena de comida, tortitas raspadas, grajeas, mucho chocolate, facturas especiales, selva negra, lechón, mollejas, chinchulines…¿Es normal doctor?

Como ven estos son casos graves, no hay que tomar a la obesidad como un objeto de burla ni condicionamiento social, es una enfermedad como lo es un resfrío, por lo tanto hay que tomarlo con mucha madurez. Por eso les traigo algunas de las dietas más recomendadas a mis pacientes.

La técnica del hombro:

Mire su hombro derecho y luego el hombro izquierdo. Ahora hágalo dos o tres veces y repita cada vez que le ofrezcan comida, gorda catadora de manteca.

La dieta de las 3 manzanas diarias:

Seguramente se está preguntando ¿Manzanas rojas o verdes? La respuesta es que tiene que correrlas, no comerlas. Gordo traficante de lípidos.

La dieta del alcohol:

Consiste en emborrachar a su entorno hasta que los mismos lo vean delgado y atractivo. Puerco con peluca.

La dieta de la leche y la banana:

Mire detenidamente la banana y la leche. No se los coma. Ahora piense que si sigue morfando como lo viene haciendo, va a ser lo más cercano a verle la cara a Dios un sábado a la noche. Container de calorías.

La dieta del Doberman:

Tome el plato de comida, gire a su derecha, ahora descienda como si quisiera mirar bajo la mesa. Golpee el plato con el tenedor hasta que salga un sonido al estilo “Clink, clink, clink”. Luego de eso, su perro vendrá y hará el resto. Hágalo 3 veces al día y notará cambios.

La dieta de cambiar la “M” por la “G”:

Lo más importante es cambiar la mentalidad de quienes padecen esta enfermedad. Enfoquesé en dejar de pensar en COMER y trate de focalizarse en COGER. Hará ejercicios y mientras esté teniendo sexo intente no comer.

La dieta de la censura:

Aléjese de bandas como “Trío los panchos”, series como “bananas en pijamas” y por nada del mundo ponga el canal el Gourmet.

Bueno amigos, esta nota no tiene un remate.

ETIQUETAS: